DESCARGAS Y COMPLEMENTOS INFORMATIVOS

TERAPIA IMAGEN

TERAPIA  IMAGEN

VISITA NUESTRA PÁGINA ALTERNA

martes, 23 de septiembre de 2008

Diabetes: la clave está en la célula



 
 

Sent to you by Gonzonet via Google Reader:

 
 

via CONSUMER EROSKI on 9/21/08

La terapia celular se perfila como el futuro en la prevención y curación de enfermedades de origen metabólico

 
 

Things you can do from here:

 
 

martes, 16 de septiembre de 2008

Células madre, medicina "milagrosa"


Tienen la habilidad de curar enfermedades, regenerar órganos y prolongar la vida. Foto: El Sol de México
Organización Editorial Mexicana
16 de septiembre de 2008

José Luna y Redacción El Sol de México

Ciudad de México.- Conocidas como "semillas mágicas", las células madre tienen la habilidad de curar enfermedades, regenerar órganos y hasta prolongar la vida. Ellas pueden alterar completamente la forma en que se practica la medicina, asegura Michael Myslabodski, director de franquicias del Banco de Cordón Umbilical, institución privada de México (BCU).

En entrevista con El Sol de México, Myslabodski comenta que el BCU opera desde hace seis años y resguarda más de 10 mil muestras almacenadas en criobolsa, un sistema muy avanzado que permite su conservación por muchos años a temperaturas de menos 195 grados centígrados.

Indica que la sangre del cordón umbilical fue utilizada por primera vez en 1988, y desde entonces varios estudios científicos y ensayos clínicos han demostrado su poder para tratar enfermedades de la sangre, enfermedades auto-inmunes, algunas condiciones de tipo viral, así como enfermedades neurodegenerativas.

"Evidentemente hablamos de las células madre, las cuales se obtienen de la sangre del cordón umbilical inmediatamente después de que nace un bebé".

Por su habilidad para formar tejidos y sistemas y responder al daño efectuado al tejido, las células madre pueden ayudar donde los medicamentos no pueden, señala.

Myslabodski comenta que cada año nacen en el mundo más de 100 millones de niños, los cuales son una fuente abundante de células madre para cubrir todos los tipos de tejido de la población humana.

Sobre el "poder transformador" de las células madre, indica:

"La sangre del cordón umbilical (SCU), al igual que la médula ósea, es rica en células madre. Las células madre crean los componentes principales de la sangre humana y del sistema inmunológico (de defensa) del cuerpo, los órganos y los tejidos. Este descubrimiento científico ha logrado que las células madre pueden ser utilizadas para el tratamiento de enfermedades hematológicas (de la sangre) y de tipo genético.

"Hace algunos años, la utilización de las células madre estaba limitada a los trasplantes; sin embargo, hoy en día se ha descubierto que pueden convertirse células del corazón, córnea, tejido nervioso, hígado, riñones, páncreas, etcétera, y se ha abierto el camino a otras investigaciones relacionadas con el tratamiento de distintos tipos de enfermedades", añade.

Durante la entrevista en su oficina de la colonia Lomas de Chapultepec, Myslabodski comenta que los pacientes que sufren enfermedades hematológicas, tanto malignas como no benignas, pueden ser tratados con radiación o quimioterapia para destruir las células anormales. Sin embargo, agrega, este proceso puede destruir las células sanas del paciente, así como la médula ósea; y si ésta se destruye, un trasplante de células madre es necesario para regenerar las células perdidas.

Y hace un poco de historia: "En 2002 se crea el Banco de Cordón Umbilical (BCU), Ciudad de México; en 2006 se llevan a cabo en el mundo más de 6 mil trasplantes con sangre de cordón umbilical, y en México se realizan 50 trasplantes".

Añade que hasta el año pasado (2007) se han efectuado más de 7 mil trasplantes de SCU, y se efectúan tratamientos con células madre a nivel hospitalario para tratar infartos al miocardio.

Aunque reconoce que el costo podría ser caro para ciertos sectores de la población mexicana (949 dólares con IVA incluido), Michael Myslabodski confía en que "en un futuro también podrían ser tratadas enfermedades malignas como cáncer de ovario, de testículo y de células pequeñas de pulmón; tumores primarios del cerebro y melanoma, o enfermedades no malignas como diabetes, VIH-SIDA, artritis reumatoide, Alzheimer, esclerosis múltiple, lupus eritematoso severo, embolias, enfermedad de Parkinson o accidentes de la médula espinal, entre otras.

DR. RUBEN ARGÜERO SANCHEZ UN VETERANO DE VANGUARDIA

Un corazón desahuciado puede tener otra oportunidad de vida gracias a la sagacidad de la ciencia médica, y en México tiene nombre y apellido: el doctor Rubén Argüero Sánchez, considerado pionero en el mundo en el implante de "células madre" en el órgano vital, una novedosa cirugía para corregir insuficiencias cardíacas graves.

El prestigiado médico, quien realizó nada menos que el primer transplante de corazón en México hace 20 años, explica en entrevista con El Sol de México en qué consiste su hallazgo médico y hace un balance de la aplicación de éste en el país.

Actualmente el implante de células "madre" o "tallo" sólo se aplica en pacientes con un estado de insuficiencia cardiaca grave, derivada de la enfermedad en las arterias coronarias que da lugar a un infarto tras otro, lesionando el corazón, o bien por hipertensión mal tratada, fiebre reumática o problemas virales.

Esta innovación médica que se ha aplicado en 96 pacientes mexicanos, deriva de la medicina genómica. "Esto quiere decir, convertir al corazón en una plataforma de información genética, y esto se logra si nosotros le aplicamos directamente al corazón células multipotenciales hematopoyeticas, que se les conoce con el nombre de "células tallo" o "células stemcells", explica Argüero Sánchez.

Con todo conocimiento de causa de su obra maestra, ya que con está investigación se doctoró, Rubén Argüero explica a detalle en qué consiste esta operación.

"Normalmente, de la médula ósea salen a la circulación más de 2 billones de células madre cada 24 horas. En nuestro grupo de médicos, primero estimulamos mayor producción de estas células tallo y las captamos a través de un catéter, y este catéter lo conectamos a un aparato, el cual separa las colonias por su comportamiento físico o por su comportamiento inmunológico -es la tecnología de punta-", añade.

"Estas máquinas separan las células tallo por densidad de masa y nos entrega una cosecha de no menos de 70 mililitros de células 'CD 34', que son las específicas para el corazón, y a esta cosecha la inyectamos al corazón. Son células maduras que regeneran tejidos, que producen diferenciación", apunta.

Con el implante de células madres, que se obtiene del mismo individuo, el corazón queda como nuevo ya que "el músculo se regenera, además de proporcionarle la posibilidad de formar nuevos vasos y con ello circular mejor, regenerar, se une, se multiplican las células y esto da lugar a que el corazón esté perfectamente bien", afirma Argüero.

De acuerdo con el acreedor a la Medalla al Mérito en Ciencias y Artes, con esta intervención los enfermos mejoran a grado tal que en un lapso de tres a seis meses vuelven a su entorno social y laboral.

Ante tales beneficios, se puede pensar que esta cirugía es poco accesible para la población que sufre males del corazón. Pero no, en realidad no es muy costosa ni requiere de una infraestructura sofisticada. Su costo aproximado para el IMSS es de 42 mil pesos y para un paciente que acude a un hospital privado es de unos 400 mil pesos, cuando un trasplante del corazón le cuesta al IMSS unos 400 mil pesos y en un particular unos 2 millones de pesos.

"No requiere una infraestructura onerosa, la clave es un buen hematólogo. Es un trabajo multidisciplinario: participan cardiólogos, internistas, expertos en medicina nuclear, hematólogos, expertos en trasplantes de médulas, anestesistas y, por supuesto, cirujanos. Se requiere capacidad y actitud visionaria", indica el especialista.

El implante de células madre se emplea en México desde el 2004 únicamente en enfermedades del corazón, pero ya se realizan investigaciones para aplicarlo en el tratamiento de otro tipo de enfermedades.

"Yo inicié el método. En el hospital ABC continuaremos con la investigación básica, además de la clínica de la aplicación de las células tallo, las células troncales, células madre, para aplicación en otras áreas, por ejemplo en el pie diabético, el riñón, el hígado", señala.

"Actualmente se ha aplicado al hígado, al cerebro (pero sólo en forma experimental), y aquí en México hay un grupo que lo está aplicando en forma muy escasa en el pié diabético, esto parece que lo están haciendo en Monterrey. Ya hay cuatro casos clínicos, en Sudamérica hay como 15 casos de pie diabético. El doctor Guillermo Ruiz Argüelles ha tratado con células madre algunos padecimientos hematológicos, a algunos pacientes con cáncer de pulmón y cáncer de riñón", comenta.

El doctor explica que de los 96 casos, 89 pacientes viven. Cuatro murieron en los primeros siete días, cuando se inició el programa, y dos en forma tardía, pero no por problemas del corazón: uno por cáncer y otro por otra patología.

Este método se aplica sólo en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Siglo XXI, que dirigió Rubén Argüero por 16 años, y en el hospital ABC, dónde actualmente funge como coordinador de Cirugía Cardiotorácica.

La tecnología de las células madre, a nivel mundial, se ha aplicado por la vía arterial por un catéter. Hace más de ocho años los alemanes empezaron, luego siguieron los franceses, los italianos y los sudamericanos. "No es la vía, ni se han obtenido excelentes resultados", asegura Argüero.

"La vía intramefalica, que es la que nosotros usamos, es una técnica original, no hay muchos centros en el mundo que la estén aplicando con ese concepto y con esas bases científicas, que son muy sólidas desde el punto de vista genético, y está muy claro que nuestro caso ha puesto en evidencia una gran cantidad de hipótesis. Falta mucho por aclarar, por eso está en marcha el departamento de investigación en el Hospital ABC. México es pionero en el método de siembra, aplicación de células tallo en el corazón por el método de siembra", indica.

Y añade: "México fue el primero en el mundo en aplicar este método, el país con mayor número de operados, el país que tiene mejores resultados; a la fecha hay muchos países que no han aplicado esta técnica, lo han aplicado con cateterismo, pero no con aplicación directa".

El doctor comenta que en México hay otros grupos que van a iniciar un programa con esta técnica: Grupo Monterrey, Grupo Torreón, Grupo Villahermosa, y en el Distrito Federal, el Hospital Juárez lo va aplicar en muchas áreas, como el riñón y el pulmón.

El Premio a la Excelencia Médica destaca que con el implante no se tienen que esperar donadores, "no vas a necesitar medicamentos severos, porque con el trasplante requiere medicamento que convierte al paciente en inmunodeprimido, se puede infectar, le puede dar tuberculosis".

Además, señala, "los ligamentos no son nada benévolos, producen insuficiencia renal, los convierten en diabéticos, los hacen hipertensos, les enferman las coronarias, no hacen vida normal. Hay que cuidarlos, nadan con cubrebocas, es un desastre y les cuesta muchísimo.

"Con la aplicación de células madres no necesita usted nada, no requiere nuevas operaciones y es baratísimo. El índice de mortalidad es de 7 por ciento contra 99 por ciento del trasplante en dos años", abunda.

A cuatro años de la primera aplicación de las células madre en pacientes con males del corazón, la calidad de vida de éstos ha mejorado mucho, asegura Argüero.

"Este método tiene bases científicas indiscutibles, fue mi tesis de doctorado en medicina en la Universidad de Colima", puntualiza.

De los casos registrados, 92 se han realizado en el IMSS.

LA TERAPIA CELULAR, FUENTE DE LA JUVENTUD

Formulada desde 1931 por el profesor suizo Paul Niehans, la terapia celular -de rejuvenecimiento o renovación de valores funcionales del cuerpo humano- es hoy uno de los tratamientos que comienza a generalizarse en México desde hace cinco años.

A sus 84 años de edad, Ramón Ravelo Hernández refiere que la Academia de Ciencias del Vaticano sometió a ese tratamiento al mismo papa Pío XII; posteriormente lo hicieron Juan XXIII y Juan Pablo II.

También el estadista inglés Winston Churchil, la actriz y bailarina belga ganadora del Oscar y del premio Tony, Audrey Hepburn; una de las leyendas de Holywood, Charlton Heston, y la bellísima Sofía Loren.

El médico en activo y percusor de esta terapia en México estima que en la actualidad son más de 8 millones de personas en el mundo las que han recurrido a esa técnica científica para rejuvenecer las células y regenerar el cuerpo mediante tejidos fetales de oveja, los cuales se aplican en inyecciones periódicas.

En México, a casi cinco años de que el tratamiento se permitiera aplicar en América, van cerca de 7 mil pacientes que han pagado los casi 30 mil pesos que tiene como costo la inyección en cuatro aplicaciones de células de tejido embrionarios o fetales enriquecidas con aminoácidos y factores de estimulación del sistema inmunológico, comenta el doctor Ramón Ravelo Hernández.

La fórmula contiene tejidos fetales generalmente de oveja, extracto de timo para mejorar el sistema inmunológico, aminoácidos para estimular la hipófisis a que secrete hormona de crecimiento, y antioxidante para evitar que la oxidación desborde la antioxidación.

El médico es hijo de padres españoles pero nació en Venezuela -los expresidentes Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera igualmente activaron la capacidad de regeneración y optaron por detener el proceso de envejecimiento con la fórmula suiza, que en algunos aspectos llega a revertirlo.

En entrevista con El Sol de México, el galeno adscrito a Antiaging World México, Le Club Des Professionnels, comenta que sus estudios en Caracas le permitieron obtener una beca para especializarse en la Universidad de Chile y, luego de algunos años viajando a distintas partes del mundo, en 1992 termina estableciéndose con su familia en nuestra nación.

Anteriormente había que viajar a Europa para aplicarse la terapia celular. Ahora su distribución es a través únicamente de médicos especializados, en clínicas e institutos geriátricos, así como en hospitales.

"En el organismo humano están presentes desde que nace hasta que muere dos fuerzas antagónicas: el metabolismo anabólico que construye, y el metabolismo catabólico que destruye. El primero regula el crecimiento y el desarrollo, reconstruye y repara funciones, regula la temperatura y la energía, controla la actividad del corazón, los riñones, los pulmones, el hígado y todos los mecanismos que mantienen el equilibrio orgánico, llamado también homeostasis", explica.

Asimismo, indica que el día en el cual nuestro catabolismo exceda al anabolismo, en ese momento se comienza a morir, por lo que lo identifica como al gran enemigo contra el cual debemos luchar a diario reduciendo el daño al que estamos expuestos por la polución, el estrés, la radiación ultravioleta, los alimentos altamente procesados, la deshidratación, la obesidad y la vida sedentaria.

Estos son aceleradores catabólicos destructivos muy comunes en la vida moderna, menciona el doctor, quien agrega que un plan de acción necesario, principalmente a partir de los 35 años de edad, es entender que el 90 por ciento del daño catabolismo es causado por cuatro factores: mala oxigenación, degeneración de las proteínas, desgaste natural y la disfunción hepática.

Ravelo Hernández dio como consejo para una vida larga y con salud, practicar frecuentemente ejercicio moderado, disminuir el consumo de azúcares, no consumir frituras, tomar licor con mucha moderación y no fumar.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Es un error y un mito pensar que la células madre son la panacea del siglo XXI para todas las enfermedades

JOSÉ LÓPEZ-BARNEO CATEDRÁTICO Y JEFE DE SERVICIO DE INVESTIGACIÓN DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO VIRGEN DEL ROCÍO DE SEVILLA
"Es un error y un mito pensar que la células madre son la panacea del siglo XXI para todas las enfermedades"
Catedrático de Fisiología Médica y Biofísica en la Universidad de Sevilla, el profesor López-Barneo es referente mundial en la investigación de células madre y sus aplicaciones terapéutica. Ayer, desmitificó en Bilbao sus posibilidades como salvadoras de todas nuestras enfermedades
Nekane Lauzirika
BILBAO. "Los medios periodísticos han abusado al mitificar el uso de las células madre; llegan a la práctica clínica pero con cuentagotas. A pesar de los esfuerzos, hay poquísimos éxitos y muchos fracasos. Es un error pensar que son la panacea del siglo XXI para las enfermedades". El investigador López-Barneo ha participado en el Congreso sobre Biología Molecular organizado por la UPV en el Campus de Bizkaia y auspiciado por la Fundación BBVA.

Qué lío. ¿Qué son las células madre?

La definición es muy simple. Son aquellas células que al dividirse lo hacen de una forma especial. No dan lugar sólo a dos células hija, sino que una de ellas sigue siendo célula madre (que puede seguir dividiéndose), mientras que la otra comienza a diferenciarse hacia un tejido adulto. Por ejemplo, si hablamos de células madre del cerebro sería una célula que tiene capacidad de dividirse, una de ellas se convertiría en una neurona y la otra continuaría siendo célula madre para seguir dividiéndose otra vez.

¿Cuándo hablan de células madre se refieren sólo al cigoto, la célula resultante de la unión del gameto masculino con el femenino?

No. Y en esto sí hay una muy mala información entre el gran público. Existen dos grandes tipos de células madre que tienen en común lo que he dicho, pero que su procedencia es totalmente diferente. Las primeras son las células madre embrionarias, que se originan en el embrión temprano. Una vez formado el cigoto se produce una serie de células y un grupo de ellas tienen la propiedad de ser células madre y se llaman células madre embrionarias porque hay que sacarlas del embrión. En los últimos tiempos se ha descubierto que en tejidos adultos -no en todos pero sí en muchos de ellos- existen células con progenitoras, con capacidad de sufrir las divisiones y diferenciaciones, que se llaman células madre de los tejidos adultos. A partir de ellas también se pueden diferenciar nuevos tejidos. El ejemplo paradigmático de células madre en tejidos adultos son las células madre de la sangre.

¿Por qué razón?

Son tejidos que se están permanentemente produciendo hasta el final de la vida. Continuamente nuestra sangre se está renovando, destruyendo y produciendo nueva sangre. Esa capacidad de renovación se debe a que en el sitio donde se produce -la médula ósea de los huesos- hay células madres que se llaman hematopoyéticas, células madre de la sangre, porque están permanentemente produciéndolas. Al igual que en la médula ósea, existen otros tejidos de nuestro cuerpo donde también hay células madre. Se llaman células madre adultas para diferenciarlas de las embrionarias.

¿Hay ya aplicaciones de las células madre o estamos en los inicios de un proceso que puede ser más amplio?

Las células madre teóricamente son muy interesantes para lo que se llama la medicina regenerativa, la terapia celular, porque representan una fuente de células. Uno de los sueños de la medicina es poder renovar los tejidos que se han destruido con células nuevas. Y eso es a nivel teórico muy atractivo en patologías que se producen al morir un tipo concreto de células: la diabetes tipo 1, el párkinson... Todas las enfermedades que se deben a defectos de células concretas serían teóricamente tratables con terapia celular y con medicina regenerativa. Es muy atractivo. Sin embargo, se ha ido muchísimo más rápido en el campo periodístico que en el del laboratorio. Sí se están transfiriendo ya productos de células madre a la clínica humana pero con cuentagotas. Se camina de forma lenta.

¿Las células madre se pueden utilizar para clonar individuos enteros o esto es sólo un mito?

No es un mito, es factible. Lo que pasa es que está prohibido por ley. Pero, para ello no hay que utilizar células madre. La clonación se puede realizar con el cigoto de una mujer. Si se le quita su núcleo y se le introduce el de una célula mía, me clonaría a mi. Saldría un embrión que sería genéticamente casi igual que yo. Y eso no tiene nada que ver con las células madre. A eso se le llama clonación reproductiva. Es lo que se hizo con la oveja Dolly, y con otros mamíferos superiores, monos, perros y ovejas. En los humanos también se podría hacer, pero está del todo prohibido.

De vez en cuando se oye que se han utilizado células madre para regenerar un órgano o tejido. ¿O es sólo a nivel de investigación?

Aún no se han producido órganos con las células madre. Lo que se han generado son células, por ejemplo en enfermos de párkinson, que carecen de unas células a las que les faltan una sustancia que es la dopamina. Se han producido células derivadas de células madre, bien embrionarias o adultas, y que producen dopamina y se están trasplantado en enfermos de párkinson, con resultados aún variables, pero esperanzadores.

¿Cuáles son las líneas de investigación que se siguen para lograr aplicaciones terapéuticas más cercanas?

En mi opinión son las enfermedades neurodegenerativas focales, verbigracia, el párkinson, enfermedades metabólicas focales, la diabetes tipo 1 y la juvenil. También patologías por destrucción de tejidos -fístulas o pérdidas de piel o enfermedades por destrucción del corazón-, infartos de miocardio...

¿Se podrá conseguir a corto plazo regenerar un riñón o un hígado?

Un órgano completo no lo veo imposible, pero sí difícil. Hará falta la conjunción de dos áreas de la ciencia: la investigación en biología molecular (células madre) y el área de la micronanotecnología. A la hora de regenerar órganos hay algunos - el cerebro, el ojo o incluso un riñón- muy complejos, porque su microestructura es enormemente complicada. No lo veo previsible en los próximos decenios. Pero un hígado o un corazón, a nivel anatómico es más simple y mucho más accesible. Lo que sí podremos obtener serán pequeños corazones completos y simples.

En los Juegos Olímpicos de Pekín se habló del dopaje genético. ¿Qué se puede entender por ello?

Hoy en día está empezando a ser posible introducir genes en nuestro cuerpo. Genes que mejoren la producción de erotropoyetina, la hormona que toman los ciclistas para incrementar el número de glóbulos rojos. Puede haber formas en la que mejoremos genéticamente y eso sería una especie de dopaje genético. Esto será cada vez más factible.

¿No se mitifica las posibilidades de las células madre como salvadoras de muchas patologías?

No son una panacea, ni muchísimo menos. Es un área de la ciencia importante, en el que los investigadores, bioquímicos, biólogos moleculares y fisiólogos dedicamos el tiempo. Pero hay otras áreas como las terapias génicas, la investigación sobre biología molecular del cáncer, sobre la neurodegeneración, áreas vanguardistas de la investigación biomédica actual, que son complementarias y todas ellas serán las que den respuestas a los problemas que plantea la sociedad actual.

SUS FRASES

"Las células madre avanzan más en el campo periodístico que en el laboratorio"

"Todavía no se han generado órganos, pero sí células para enfermos con párkinson"

"Se están transfiriendo productos de células madre a la clínica pero con cuentagotas"

http://www.deia.com/es/impresa/2008/09/13/bizkaia/gizartea/498915.php

miércoles, 3 de septiembre de 2008

La terapia celular ha venido a cambiar los paradigmas médicos


  • Guadalajara es el primer lugar en América Latina en donde se aplica la terapia celular

Son muchas las aplicaciones que se realizan con células madre, y grandes beneficios se logran cada vez por medio de su tratamiento en diversas enfermedades

GUADALAJARA JALISCO.- La medicina regenerativa, incluye a la terapia celular en este caso especifico con células madre, tiene aproximadamente en esta etapa de aplicación de células humanas, alrededor de 5 años. Pero con anterioridad se habían estado utilizando algunos tipos de células para la regeneración.

El doctor Ariel Miranda Altamirano egresado de la Universidad de Guadalajara, explica que la terapia celular regenerativa, es la utilización de células para estimular la regeneración, ya sea mediante establecer una nueva función o de nuevo la función, o para reproducir células nuevas, toda una maravilla.

Terapia adecuada para padecimientos actuales
Se aplica para todas aquellas enfermedades llamadas degenerativas, explica el doctor Miranda, que en los últimos años la medicina ha notado que la frecuencia en la que nos enfermamos o morimos por diversas causas ha cambiado. Hasta hace unos años los niños morían muy pequeños por infecciones o por enfermedades que ahora son controladas, gracias a las campañas de vacunación. El uso de antibióticos y el desarrollo de estos han logrado que las enfermedades infecciosas dejen de ser una causa importante de morbilidad y mortalidad.

Ahora, las personas mueren de enfermedades degenerativas, entre estas se encuentran la diabetes, enfermedades cardiacas, respiratorias, que van degenerando lentamente de forma mental y neurológica, debido a que ya no nos morimos por infecciones, ahora nos encontramos con otro tipo de causas de muerte. Las más comunes y por orden son: las cardiovasculares, diabetes, los trastornos que produce el cáncer en diversos órganos y de ahí se desprenden todas las frecuencias dependiendo si es un hombre o una mujer.

¿Qué es una enfermedad degenerativa?

Como todos sabemos el degenerar quiere decir, en este caso aplicado a enfermedades degenerativas, se puede expresar que nuestras células se cansan de reproducirse, por lo cual están degeneran de dos formas: o dejan de funcionar o terminan muriendo. Cuando nosotros nacemos, nuestras células tienen una información muy valiosa, la cual indica, cuantas veces son capaces de reproducirse o dividirse, al término de este número, las células caen en algo que se llama apoctosis y mueren. Entonces degeneran al morir o al dejar de funcionar de la manera correcta

Por otro lado es un proceso anti-envejecimiento o anti-edad, porque estas células van a regenerar a las células que se degeneran con la edad, entonces si nosotros estamos con la capacidad de regenerar esas células, vamos a lograr llegar a los procesos de vejez con mayor calidad de vida.

Si no logré guardar el cordón umbilical, ¿cómo me puedo beneficiar de la terapia celular?
Hasta hace algunos años, se sabía que se podía obtener las células madre a partir del cordón umbilical lógicamente los que somos un poco mayores no teníamos esa oportunidad de guardar el cordón umbilical, menciona el especialista. Actualmente se pueden obtener células madre a partir del tejido adiposo, del fluido menstrual de las mujeres en edad fértil, inclusive de la médula ósea, entonces estas tres alternativas de donde se pueden obtener son bancos excelentes de nuestros propios tejidos, cuando somos adultos.

¿En qué lugares se aplica esta terapia?
Ya casi en todo el mundo se esta utilizando, reitera el doctor Ariel Miranda, pero de manera predominante, nos llevan con unos pasos adelante los países europeos, los asiáticos, en América EU, estan haciendo lo propio, pero es muy importante mencionar que ellos tienen órganos rectores para este tipo de terapias muy estrictos, sobre todo cuando se trata de terapias embrionarias. Y aquí en México orgullosamente DNA VITA, somos pioneros para toda América Latina en este tipo de terapias.

¿Es la medicina del futuro?
Definitivamente, sí, menciona el doctor Ariel Miranda, porque de manera contundente esto ha venido a cambiar los paradigmas que teníamos como médicos y que nos enseñaron años atrás. Ahora el nivel celular y molecular son los que van a regir las terapias que vienen para los próximos años.
CRÉDITOS: Informador Redacción / LEER