DESCARGAS Y COMPLEMENTOS INFORMATIVOS

TERAPIA IMAGEN

TERAPIA  IMAGEN

VISITA NUESTRA PÁGINA ALTERNA

jueves, 15 de octubre de 2009

Conoce las células madre

 
 

Sent to you by Gonzonet via Google Reader:

 
 

 
 

Things you can do from here:

 
 

martes, 1 de septiembre de 2009

¿Qué son las Terapias Celulares?


 El proceso de toda Terapia Celular inicia con la selección de las células de órganos específicos a partir de un feto animal criado especialmente para este propósito. Muchos años de experiencia han mostrado que la oveja es el mejor animal donante debido a que ésta es un animal fuerte y lleno de vigor con el mejor sistema inmunológico y resistencia natural contra enfermedades. Las proteínas de la oveja son particularmente compatibles con el cuerpo humano y no desencadenan reacciones inmunes. En la Terapia Celular, estas células jóvenes y vigorosas con su fuerza de vida energizante todavía activa son inyectadas en un ser humano.

Debido a que las células fetales no contienen antígenos, éstas no son reconocidas como extrañas por el cuerpo humano. De acuerdo a la teoría del doctor Niehans, éstas circulan desde el lugar de la inyección hasta que son reconocidas y congregadas por el complemento humano de los órganos los cuales fueron tomados (las células del hígado van hacia el hígado, las células sexuales van los órganos sexuales, las células del corazón van hacia el corazón, etc.). Estas células jóvenes tienen una función específica del órgano pero no de especies específicas, imprimen su vigor en las células viejas, agotadas y degeneradas, estimulando de su función con una eficiencia renovada. Luego como consecuencia, los órganos a su vez retienen el vigor y vitalidad.

La terapia celular produce una revitalización general del cuerpo, mantenimiento de la salud y extensión de la vida, estimula efectivamente la células de los sistemas de órganos específicos relacionados con la obesidad, artritis, fatiga crónica, asma, enfermedades degenerativas del cerebro, osteoporosis, alteración de la circulación, disfunción sexual, impotencia masculina, diabetes mellitus, alteración hormonal, erupción en la piel y muchas otras enfermedades metabólicas. En cuanto a lo estético, la piel de tanto de cara y cuerpo se verá más joven y saludable en cuanto a las texturas y colores se refiere, su cuerpo estará en forma y será más flexible.

Diversos especialistas de la medicina coinciden al señalar que los resultados más importantes del uso de la terapia celular son la revitalización del sistema inmunológico humano y los mecanismos de defensa. Cuando ocurren daños en las células que forman varios tejidos y órganos relacionados con el sistema inmune (tanto del proceso del vencimiento como la contaminación ambiental), el cuerpo va perdiendo las defensas contra invasiones degenerativas externas e internas. El daño en los órganos del sistema inmune puede ser revertido a través de la revitalización y regeneración con la terapia celular. Estas célulasnuevas, frescas y energéticas actúan rápidamente y efectivamente la estimulación de los mecanismos de defensa del cuerpo. Existen beneficios enormes en el uso de la Terapia Celular pues disminuye increíblemente como ningún otro tipo de tratamiento o producto, la velocidad del proceso de envejecimiento y ayuda a recobrar la belleza, salud, vitalidad y poder físico.

La historia sobre la utilización de estas terapias se remonta al año 1931. Desde entonces, muchas celebridades mundiales de la política, artistas, famosos deportistas, empresarios miembros de la realeza, etc. se han beneficiado de la Terapia Celular.

En Suiza clínicas exclusivas para la gente más rica y famosa administraron la Terapia Celular antienvejecimiento a las celebridades del oriente y occidente, mejorando y prologando su vitalidad y preservando las habilidades y apariencia joven.

El Papa Pio XII fue uno de los primeros personajes que se aplico una Terapia Celular. Fueron tan buenos los resultados que Su Santidad integró al Dr. Paul Niehans (uno de los precursores de la Terapia Celular), en la Academia de Ciencia Papal en el Vaticano, convirtiéndolo en el sucesor de Sir Alexander Fleming, nada menos que el descubridor de la penicilina.

El presidente Eisenhower, el primer ministro Winston Churchill y el General francés De Gaulle lo tomaron para mantener el poder de concentración y su resistencia física.

Al presidente Adenauer la terapia celular le proporcionó la fuerza física, mental y la energía necesaria para dirigir La República de Alemania a sus más de 90 años de edad.

Charles Chaplin en alguna ocasión expresó públicamente que el uso de la Terapia Celular lo activó para casarse y ser padre después de los 70 años de edad.

Clínicas exclusivas para la gente rica y famosa de Suiza administraron la Terapia Celular para la vida y el antienvejecimiento tanto para las celebridades del oriente y occidente, mejorando y prologando su vitalidad y preservando las habilidades y apariencia joven.

Hoy los beneficios de las terapias celulares son accesibles para cualquier persona y nosotros ponemos a tu alcance los mejores productos del mundo.

lunes, 31 de agosto de 2009

Usan células madres para curar encías en Cuba


Última Hora - Internacionales
LA HABANA,(PL).- La aplicación de células madre en enfermos cubanos de las encís muestra hoy resultados favorables y ubica a esta nación entre los primeros países que desarrollan el tratamiento.

El método, iniciado en el capitalino hospital William Soler, ha producido notables mejorías en un grupo de pacientes con la recuperación y curación de lesiones, señaló el presidente de la Comisión Nacional de Terapia Regenerativa, Porfirio Hernández.

En declaraciones a la Agencia de Información Nacional, el científico explicó que mediante el proceder estomatológico se prepara la zona y aplican las células madre, previamente obtenidas del paciente.

Por ser éstas, aclaró, del propio organismo no existen riesgos adicionales y en ninguno de los casos tratados se han presentado manifestaciones secundarias.

Hernández puntualizó que desde 2004 hasta la fecha más de medio millar de pacientes cubanos se beneficiaron con la terapia celular, la cual incluye especialidades de hematología, angiología, cardiología y ortopedia.

Además de la capital, dicho método es empleado en las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara y Holguín, y las autoridades sanitarias persiguen extenderlo a otros territorios.

http://horacero.com.pa/index.php/ultima-hora/111-internacionales/13621-hora-cero.html

jueves, 27 de agosto de 2009

Creando células retinales a partir de células madre

Sent to you by Gonzonet via Google Reader:

via Maikelnai's blog by martime on 8/27/09


Según un estudio publicado hace unos días en Proceedings of the National Academy of Sciences, científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison en EE.UU., han logrado crear varios tipos de células retinales a partir de células madre.

Jason Mayer, investigador del equipo autor del estudio comenta: "somos capaces de producir un número significativo de células fotorreceptoras y de otros tipos de células retinales que suelen perderse en varios trastornos oculares". Mayer añade que el hallazgo: "podría servir como un punto de partida hacia la comprensión de los mecanismos que producen las células retinales humanas".

Pare crear las células retinales, el equipo trabajó tanto con células madre embrionarias como con células madre pluripotenciales inducidas (iPS) cultivadas a partir de células epidérmicas adultas. Los investigadores esperan que empleando métodos paralelos tanto con embriones como iPS, se pueda arrojar algo de luz sobre la diferencias entre ambos tipos de células madre.

Visto en Scientific American


jueves, 23 de julio de 2009

Células madres también se obtendrían en las Histerectomías

via BlogMedicina.com - avances medicos y medicina by María Sánchez Montes on 7/23/09

Células madres

Un equipo de investigadores del Brasil ha hecho noticia al desarrollar un análisis sobre las trompas de falopio y otros tejidos humanos que por lo general desechan tras una operación quirúrgica. Ellos dicen que estos elementos orgánicos, podrían ser una buena fuente de células madre.

Según el equipo científico, los conductos musculares extraídos durante una histerectomía contienen células inmaduras con el potencial de convertirse en una variedad de tejidos, como músculo y hueso.

Este logro de la ciencia permitiría que los tratamientos de medicina regenerativa actualmente desarrollados con las bases de la investigación sobre células madres, pueda continuar sus procesos de avance y desarrollo para enfermedades que son consideradas hasta el día de hoy incurables, como la artritis, el Alzheimer o el Parkinson.

Quizá una de las principales trabas que tienen las investigaciones actuales es el concepto ético que se tiene sobre el uso de estas células, pues son encontradas en el embrión. Su extracción desde las trompas de falopio se convertiría en un proceso más limpio "éticamente" que permita a los científicos crear tratamientos de células madre.

El estudio ha sido publicado en el Journal of Translational Medicine (Revista de Medicina Traslacional).

Compártelo!

lunes, 8 de junio de 2009

Curan ceguera con células madre y lentillas

vía Neoteo Últimas Entradas de Neoteo el 6/06/09

Curan ceguera con células madre y lentillas

Científicos australianos han logrado combatir un tipo de ceguera mediante unas lentillas que portaban células madre extraídas del ojo del propio paciente. En sólo un mes han devuelto la vista a personas que estaban ya desahuciadas. La técnica ha revolucionado el ámbito médico y promete resultados espectaculares a la vez que simples y asequibles.

Un equipo de médicos liderado por el Doctor Nick Di Girolamo, de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW) ha logrado que tres australianos que padecían un raro tipo de ceguera, recuperen la vista completamente tras sólo un mes de terapia. Dos de ellos eran completamente ciegos de un ojo, el tercero apenas podía distinguir legras grandes sobre un papel. Los primeros presentaban daños extensos en la córnea, producto de múltiples intervenciones quirúrgicas para eliminar melanomas oculares. El último paciente tenía una afección genética llamada aniridia (falta de iris en el ojo). Según Stephanie Watson(la cirujana del equipo) después del tratamiento, los pacientes que estaban ciegos ya podían leer letras grandes en un papel y el tercero, era capaz de superar un examen visual para el carné de conducir, es decir, que sus ojos funcionaban perfectamente.

Visto en Neoteo: Curan ceguera con células madre y lentillas
Visto en Neoteo: Curan ceguera con células madre y lentillas

La terapia utiliza las propias células madre de la córnea paciente y añade un cultivo de dichas células a unas lentillas terapéuticas de las que se usan después de algunas operaciones sencillas de ojos. Simplemente colocaron las lentes de contacto sobre el ojo de los pacientes y a los 10 días ya empezaron a reparar los daños de la córnea enferma. A los 30 días se encontraban perfectamente recuperados de sus lesiones y con unos ojos totalmente funcionales. Llevan ya 18 meses desde que les realizaron este revolucionario tratamiento y siguen con la vista en perfectas condiciones. Como anécdota, el doctor Di Girolamo comenta que probaron varias marcas de lentillas pero solo una resultó válida para el cultivo de las células madre. Creen que la razón de ello se deba a los componentes utilizados por ese fabricante concreto. También destaca que esta técnica resulta muy barata, sencilla y nada invasiva.

Lo mejor de esta técnica es que sólo se necesita un par de lentillas, un cirujano oftálmico y un laboratorio de cultivo de células. No hay que usar bisturí, ni anestesia ni caros equipos láser. Los investigadores creen que este procedimiento podrá emplearse en la retina y otras partes del ojo. Incluso podría extenderse a la reparación de órganos como la piel que, según afirma Di Girolamo, se comporta de forma parecida a la córnea.


Enlaces relacionados:
Visto en Neoteo: Curan ceguera con células madre y lentillas
Visto en: UNSW

Technorati Tags:
Tags Blogalaxia:

martes, 21 de abril de 2009

Terapias de regeneración



 
 

Enviado por Gonzonet a través de Google Reader:

 
 

vía El Universal: Salud de el 21/04/09

La búsqueda de la salud no reconoce fronteras, la ciencia tiene muchas armas y entre ellas está una llamada de regeneración, una idea surgida en la mente del doctor suizo Paul Niehans, precursor de lo que ahora conocemos como terapia celular

 
 

Cosas que puedes hacer desde aquí:

 
 

lunes, 20 de abril de 2009

Células madre impedirán la ceguera por vejez



 
 

Enviado por Gonzonet a través de Google Reader:

 
 

vía EXOnline : Global el 20/04/09

Combatirá la causa más común de ceguera al reemplazar la capa de células oculares dañadas por células madre embrionarias

 
 

Cosas que puedes hacer desde aquí:

 
 

domingo, 19 de abril de 2009

Células madre, algunas consideraciones básicas

vía Vitadelia de Carla el 19/04/09

celulas-madre-estados-unidos

Hace años que se escucha hablar de las células madres, de las investigaciones que en esta materia son cada vez más frecuentes, de los beneficios potenciales que hay en esta técnica para el posible tratamiento o cura de varias enfermedades, sobre todo de índole congénita, como la diabetes u otros trastornos, sin embargo hay voces que se han levantado en contra por cuestiones éticas, ya que, hasta hace poco, se desconocía un método para la extracción de este tipo de células sin destruir los embriones humanos.

Recientemente los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH), difundieron una serie de guías preliminares para la investigación con células madres, y en ellas hay varios puntos básicos sobre estas células y sus características que pueden ayudarnos a entender mejor de qué se trata y cuáles son sus propiedades y para qué podrían emplearse.

-Las células madres son las principales células del cuerpo, fuente de todas las demás células así como de tejidos, y por ende, de los órganos, desde el cerebro hasta los músculos, pasando por el corazón.

-Estas células madre, en estado embrionario, provienen de embriones de sólo días de gestación, y tienen la particularidad de poder convertirse en cualquier tipo de célula del cuerpo, de aquí su importancia y valor incalculable.

-Por lo general, estas células madre con recogidas de los embriones que se descartan luego de intentos fallidos de fertilización in vitro, que se realizan en clínicas especializadas. Aunque también es posible producirlas utilizandos técnicas de clonación.

-Los científicos esperan poder emplear esta potencialidad, estas cualidades trasnformativas de las células madre para tratar una gran cantidad de enfermedades, incluyendo heridas, el cáncer y la fibrosis quística.

-La controversia de las células madre reside, como se adelantó, en que hay quiénes consideran que destruir cualquier embrión está mal.

-Los investigadores han descubierto cómo crear células similares a las embrionarias a partir de células ordinarias, las cuales son llamadas células madre pluripotentes inducidas.

En países como Austria, Lituania y Polonia, la investigación con células madre embrionarias de embriones humanos está totalmente prohibida, en otros como Gran Bretaña, Bélgica, Suecia, Canadá y Nueva Zelanda no sólo está permitido, sino que también este campo investigativo toma cada vez más fuerza.

Vía Yahoo.com

jueves, 16 de abril de 2009

La mitad de células del corazón se regeneran con los años



 
 

Enviado por Gonzonet a través de Google Reader:

 
 

vía BlogMedicina.com - avances medicos y medicina de María Sánchez Montes el 9/04/09

corazon

El Instituto Karolinska de Estocolmo, en Suecia, ha dado a conocer un estudio en el que se informa que alrededor del 50 por ciento de células cardíacas son regeneradas durante toda nuestra vida. El estudio que da este alcance se ha difundido en la publicación Science.

Olaf Bergmann ha sido el encargado de dirigir a los investigadores, quienes han empleado la contaminación radioactiva de nuestra atmósfera para llegar a la conclusión de que las células cardiacas, o también cardiomiocitos, se regeneran en las personas a medida que estas van envejeciendo.

La radioactividad ha ayudado porque los niveles del carbono 14 de la atmósfera se encuentran en más altos índices desde que las bombas nucleares fueron probadas en los años 50, debido a lo cual las células de toda forma de vida en la Tierra contiene una mayor cantidad de este isótopo. Es de esta manera que el carbono 14 ha ido disminuyendo con el paso de los años, por lo cual lo investigadores emplearon el isótopo para medir temporalmente cuándo una célula había nacido.

Fue gracias a este método que los estudiosos pudieron llegar a saber que cerca de la mitad de células cardíacas son regeneradas a lo largo de toda una vida.

Compártelo!


 
 

Cosas que puedes hacer desde aquí:

 
 

Células madre contra la diabetes

vía Microsiervos de no-reply@microsiervos.com (Wicho) el 16/04/09

Desde hace tiempo se viene hablando de que el uso de células madre podría permitir desarrollar nuevos tratamientos para enfermedades como la diabetes, y según se puede leer en La restauración del sistema inmunitario podría combatir la diabetes los resultados de un ensayo realizado en Brasil por médicos brasileños y estadounidenses así parecen confirmarlo.

Colonia de células madre embrionarias humanas
Colonia de células madre embrionarias humanas

El tratamiento al que fueron sometidos los pacientes, que sufrían de diabetes tipo 1, durante el ensayo consistió en extraer células madre hematopoyéticas -las que se convierten en sangre y en las células del sistema inmunitario- de su médula ósea para luego someterlos a fuertes tratamientos de quimioterapia para desactivar sus sistemas inmunitarios.

Una vez conseguido esto se les inyectaron de nuevo estas células, convenientemente purificadas, para volver a poner en marcha sus sistemas inmunitarios, de forma similar a lo que se hace con algunos enfermos de leucemia, y los resultados han sido realmente esperanzadores.

A 20 de los 23 pacientes que participaron en el estudio el tratamiento recibido les permitió no tener que tratarse con insulina durante una media de 31 meses. De esos 20 hay 12 que todavía siguen sin necesitarla, mientras que los otros 8 han recaído pero mantienen su diabetes controlada con dosis bajas de insulina.

La idea detrás de aplicar este tipo de tratamiento a los diabéticos parte de que la diabetes tipo 1 tiene su origen en que el sistema inmunitario de las que la sufren ataca y destruye las células beta, que son las que producen la insulina, que es la hormona que, por decirlo así, se encarga de regular el nivel de azúcar en la sangre, y el haber «reiniciado» el sistema inmunitario de estos pacientes parece haber parado o frenado esa destrucción.

El tratamiento, de todos modos, no está exento de problemas, ya que durante el estudio dos de los pacientes desarrollaron neumonía, otros tres sufrieron desarreglos hormonales, y nueve de ellos vieron reducida su producción de espermatozoides.

Este tratamiento, además, sólo puede ser aplicado en pacientes a los que hace poco que se les ha diagnosticado la enfermedad, ya que es necesario que aún no hayan perdido todas sus células beta.

Ahora es necesario hacer más pruebas para, entre otras cosas, descartar que la quimioterapia recibida haya sido la causante de esta mejoría en los pacientes, algo para lo que los autores del estudio están pendientes de recibir la autorización de la Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos.

El abstract del trabajo, publicado esta semana en el Journal of the American Medical Association, está en C-Peptide Levels and Insulin Independence Following Autologous Nonmyeloablative Hematopoietic Stem Cell Transplantation in Newly Diagnosed Type 1 Diabetes Mellitus, aunque es bastante técnico; el texto completo requiere una suscripción a la revista.

miércoles, 15 de abril de 2009

El poder de las Células Madres


EXTRAIDO DEL BLOG: http://vesta-salud.blogspot.com/2008/09/ejl-poder-de-las-clulas-madres-en.html

Tienen la habilidad de curar enfermedades, regenerar órganos y prolongar la vida.


José Luna y Redacción El Sol de México

Ciudad de México.- Conocidas como "semillas mágicas", las células madre tienen la habilidad de curar enfermedades, regenerar órganos y hasta prolongar la vida. Ellas pueden alterar completamente la forma en que se practica la medicina, asegura Michael Myslabodski, director de franquicias del Banco de Cordón Umbilical, institución privada de México (BCU).

En entrevista con El Sol de México, Myslabodski comenta que el BCU opera desde hace seis años y resguarda más de 10 mil muestras almacenadas en criobolsa, un sistema muy avanzado que permite su conservación por muchos años a temperaturas de menos 195 grados centígrados.

Indica que la sangre del cordón umbilical fue utilizada por primera vez en 1988, y desde entonces varios estudios científicos y ensayos clínicos han demostrado su poder para tratar enfermedades de la sangre, enfermedades auto-inmunes, algunas condiciones de tipo viral, así como enfermedades neurodegenerativas.

"Evidentemente hablamos de las células madre, las cuales se obtienen de la sangre del cordón umbilical inmediatamente después de que nace un bebé".

Foto: El Sol de MéxicoOrganización Editorial Mexicana
16 de septiembre de 2008


Por su habilidad para formar tejidos y sistemas y responder al daño efectuado al tejido, las células madre pueden ayudar donde los medicamentos no pueden, señala.

Myslabodski comenta que cada año nacen en el mundo más de 100 millones de niños, los cuales son una fuente abundante de células madre para cubrir todos los tipos de tejido de la población humana.

Sobre el "poder transformador" de las células madre, indica:

"La sangre del cordón umbilical (SCU), al igual que la médula ósea, es rica en células madre. Las células madre crean los componentes principales de la sangre humana y del sistema inmunológico (de defensa) del cuerpo, los órganos y los tejidos. Este descubrimiento científico ha logrado que las células madre pueden ser utilizadas para el tratamiento de enfermedades hematológicas (de la sangre) y de tipo genético.

"Hace algunos años, la utilización de las células madre estaba limitada a los trasplantes; sin embargo, hoy en día se ha descubierto que pueden convertirse células del corazón, córnea, tejido nervioso, hígado, riñones, páncreas, etcétera, y se ha abierto el camino a otras investigaciones relacionadas con el tratamiento de distintos tipos de enfermedades", añade.

Durante la entrevista en su oficina de la colonia Lomas de Chapultepec, Myslabodski comenta que los pacientes que sufren enfermedades hematológicas, tanto malignas como no benignas, pueden ser tratados con radiación o quimioterapia para destruir las células anormales. Sin embargo, agrega, este proceso puede destruir las células sanas del paciente, así como la médula ósea; y si ésta se destruye, un trasplante de células madre es necesario para regenerar las células perdidas.

Y hace un poco de historia: "En 2002 se crea el Banco de Cordón Umbilical (BCU), Ciudad de México; en 2006 se llevan a cabo en el mundo más de 6 mil trasplantes con sangre de cordón umbilical, y en México se realizan 50 trasplantes".

Añade que hasta el año pasado (2007) se han efectuado más de 7 mil trasplantes de SCU, y se efectúan tratamientos con células madre a nivel hospitalario para tratar infartos al miocardio.

Aunque reconoce que el costo podría ser caro para ciertos sectores de la población mexicana (949 dólares con IVA incluido), Michael Myslabodski confía en que "en un futuro también podrían ser tratadas enfermedades malignas como cáncer de ovario, de testículo y de células pequeñas de pulmón; tumores primarios del cerebro y melanoma, o enfermedades no malignas como diabetes, VIH-SIDA, artritis reumatoide, Alzheimer, esclerosis múltiple, lupus eritematoso severo, embolias, enfermedad de Parkinson o accidentes de la médula espinal, entre otras.

DR. RUBEN ARGÜERO SANCHEZ UN VETERANO DE VANGUARDIA

Un corazón desahuciado puede tener otra oportunidad de vida gracias a la sagacidad de la ciencia médica, y en México tiene nombre y apellido: el doctor Rubén Argüero Sánchez, considerado pionero en el mundo en el implante de "células madre" en el órgano vital, una novedosa cirugía para corregir insuficiencias cardíacas graves.

El prestigiado médico, quien realizó nada menos que el primer transplante de corazón en México hace 20 años, explica en entrevista con El Sol de México en qué consiste su hallazgo médico y hace un balance de la aplicación de éste en el país.

Actualmente el implante de células "madre" o "tallo" sólo se aplica en pacientes con un estado de insuficiencia cardiaca grave, derivada de la enfermedad en las arterias coronarias que da lugar a un infarto tras otro, lesionando el corazón, o bien por hipertensión mal tratada, fiebre reumática o problemas virales.

Esta innovación médica que se ha aplicado en 96 pacientes mexicanos, deriva de la medicina genómica. "Esto quiere decir, convertir al corazón en una plataforma de información genética, y esto se logra si nosotros le aplicamos directamente al corazón células multipotenciales hematopoyeticas, que se les conoce con el nombre de "células tallo" o "células stemcells", explica Argüero Sánchez.

Con todo conocimiento de causa de su obra maestra, ya que con está investigación se doctoró, Rubén Argüero explica a detalle en qué consiste esta operación.

"Normalmente, de la médula ósea salen a la circulación más de 2 billones de células madre cada 24 horas. En nuestro grupo de médicos, primero estimulamos mayor producción de estas células tallo y las captamos a través de un catéter, y este catéter lo conectamos a un aparato, el cual separa las colonias por su comportamiento físico o por su comportamiento inmunológico -es la tecnología de punta-", añade.

"Estas máquinas separan las células tallo por densidad de masa y nos entrega una cosecha de no menos de 70 mililitros de células 'CD 34', que son las específicas para el corazón, y a esta cosecha la inyectamos al corazón. Son células maduras que regeneran tejidos, que producen diferenciación", apunta.

Con el implante de células madres, que se obtiene del mismo individuo, el corazón queda como nuevo ya que "el músculo se regenera, además de proporcionarle la posibilidad de formar nuevos vasos y con ello circular mejor, regenerar, se une, se multiplican las células y esto da lugar a que el corazón esté perfectamente bien", afirma Argüero.

De acuerdo con el acreedor a la Medalla al Mérito en Ciencias y Artes, con esta intervención los enfermos mejoran a grado tal que en un lapso de tres a seis meses vuelven a su entorno social y laboral.

Ante tales beneficios, se puede pensar que esta cirugía es poco accesible para la población que sufre males del corazón. Pero no, en realidad no es muy costosa ni requiere de una infraestructura sofisticada. Su costo aproximado para el IMSS es de 42 mil pesos y para un paciente que acude a un hospital privado es de unos 400 mil pesos, cuando un trasplante del corazón le cuesta al IMSS unos 400 mil pesos y en un particular unos 2 millones de pesos.

"No requiere una infraestructura onerosa, la clave es un buen hematólogo. Es un trabajo multidisciplinario: participan cardiólogos, internistas, expertos en medicina nuclear, hematólogos, expertos en trasplantes de médulas, anestesistas y, por supuesto, cirujanos. Se requiere capacidad y actitud visionaria", indica el especialista.

El implante de células madre se emplea en México desde el 2004 únicamente en enfermedades del corazón, pero ya se realizan investigaciones para aplicarlo en el tratamiento de otro tipo de enfermedades.

"Yo inicié el método. En el hospital ABC continuaremos con la investigación básica, además de la clínica de la aplicación de las células tallo, las células troncales, células madre, para aplicación en otras áreas, por ejemplo en el pie diabético, el riñón, el hígado", señala.

"Actualmente se ha aplicado al hígado, al cerebro (pero sólo en forma experimental), y aquí en México hay un grupo que lo está aplicando en forma muy escasa en el pié diabético, esto parece que lo están haciendo en Monterrey. Ya hay cuatro casos clínicos, en Sudamérica hay como 15 casos de pie diabético. El doctor Guillermo Ruiz Argüelles ha tratado con células madre algunos padecimientos hematológicos, a algunos pacientes con cáncer de pulmón y cáncer de riñón", comenta.

El doctor explica que de los 96 casos, 89 pacientes viven. Cuatro murieron en los primeros siete días, cuando se inició el programa, y dos en forma tardía, pero no por problemas del corazón: uno por cáncer y otro por otra patología.

Este método se aplica sólo en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Siglo XXI, que dirigió Rubén Argüero por 16 años, y en el hospital ABC, dónde actualmente funge como coordinador de Cirugía Cardiotorácica.

La tecnología de las células madre, a nivel mundial, se ha aplicado por la vía arterial por un catéter. Hace más de ocho años los alemanes empezaron, luego siguieron los franceses, los italianos y los sudamericanos. "No es la vía, ni se han obtenido excelentes resultados", asegura Argüero.

"La vía intramefalica, que es la que nosotros usamos, es una técnica original, no hay muchos centros en el mundo que la estén aplicando con ese concepto y con esas bases científicas, que son muy sólidas desde el punto de vista genético, y está muy claro que nuestro caso ha puesto en evidencia una gran cantidad de hipótesis. Falta mucho por aclarar, por eso está en marcha el departamento de investigación en el Hospital ABC. México es pionero en el método de siembra, aplicación de células tallo en el corazón por el método de siembra", indica.

Y añade: "México fue el primero en el mundo en aplicar este método, el país con mayor número de operados, el país que tiene mejores resultados; a la fecha hay muchos países que no han aplicado esta técnica, lo han aplicado con cateterismo, pero no con aplicación directa".

El doctor comenta que en México hay otros grupos que van a iniciar un programa con esta técnica: Grupo Monterrey, Grupo Torreón, Grupo Villahermosa, y en el Distrito Federal, el Hospital Juárez lo va aplicar en muchas áreas, como el riñón y el pulmón.

El Premio a la Excelencia Médica destaca que con el implante no se tienen que esperar donadores, "no vas a necesitar medicamentos severos, porque con el trasplante requiere medicamento que convierte al paciente en inmunodeprimido, se puede infectar, le puede dar tuberculosis".

Además, señala, "los ligamentos no son nada benévolos, producen insuficiencia renal, los convierten en diabéticos, los hacen hipertensos, les enferman las coronarias, no hacen vida normal. Hay que cuidarlos, nadan con cubrebocas, es un desastre y les cuesta muchísimo.

"Con la aplicación de células madres no necesita usted nada, no requiere nuevas operaciones y es baratísimo. El índice de mortalidad es de 7 por ciento contra 99 por ciento del trasplante en dos años", abunda.

A cuatro años de la primera aplicación de las células madre en pacientes con males del corazón, la calidad de vida de éstos ha mejorado mucho, asegura Argüero.

"Este método tiene bases científicas indiscutibles, fue mi tesis de doctorado en medicina en la Universidad de Colima", puntualiza.

De los casos registrados, 92 se han realizado en el IMSS.

LA TERAPIA CELULAR, FUENTE DE LA JUVENTUD

Formulada desde 1931 por el profesor suizo Paul Niehans, la terapia celular -de rejuvenecimiento o renovación de valores funcionales del cuerpo humano- es hoy uno de los tratamientos que comienza a generalizarse en México desde hace cinco años.

A sus 84 años de edad, Ramón Ravelo Hernández refiere que la Academia de Ciencias del Vaticano sometió a ese tratamiento al mismo papa Pío XII; posteriormente lo hicieron Juan XXIII y Juan Pablo II.

También el estadista inglés Winston Churchil, la actriz y bailarina belga ganadora del Oscar y del premio Tony, Audrey Hepburn; una de las leyendas de Holywood, Charlton Heston, y la bellísima Sofía Loren.

El médico en activo y percusor de esta terapia en México estima que en la actualidad son más de 8 millones de personas en el mundo las que han recurrido a esa técnica científica para rejuvenecer las células y regenerar el cuerpo mediante tejidos fetales de oveja, los cuales se aplican en inyecciones periódicas.

En México, a casi cinco años de que el tratamiento se permitiera aplicar en América, van cerca de 7 mil pacientes que han pagado los casi 30 mil pesos que tiene como costo la inyección en cuatro aplicaciones de células de tejido embrionarios o fetales enriquecidas con aminoácidos y factores de estimulación del sistema inmunológico, comenta el doctor Ramón Ravelo Hernández.

La fórmula contiene tejidos fetales generalmente de oveja, extracto de timo para mejorar el sistema inmunológico, aminoácidos para estimular la hipófisis a que secrete hormona de crecimiento, y antioxidante para evitar que la oxidación desborde la antioxidación.

El médico es hijo de padres españoles pero nació en Venezuela -los expresidentes Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera igualmente activaron la capacidad de regeneración y optaron por detener el proceso de envejecimiento con la fórmula suiza, que en algunos aspectos llega a revertirlo.

En entrevista con El Sol de México, el galeno adscrito a Antiaging World México, Le Club Des Professionnels, comenta que sus estudios en Caracas le permitieron obtener una beca para especializarse en la Universidad de Chile y, luego de algunos años viajando a distintas partes del mundo, en 1992 termina estableciéndose con su familia en nuestra nación.

Anteriormente había que viajar a Europa para aplicarse la terapia celular. Ahora su distribución es a través únicamente de médicos especializados, en clínicas e institutos geriátricos, así como en hospitales.

"En el organismo humano están presentes desde que nace hasta que muere dos fuerzas antagónicas: el metabolismo anabólico que construye, y el metabolismo catabólico que destruye. El primero regula el crecimiento y el desarrollo, reconstruye y repara funciones, regula la temperatura y la energía, controla la actividad del corazón, los riñones, los pulmones, el hígado y todos los mecanismos que mantienen el equilibrio orgánico, llamado también homeostasis", explica.

Asimismo, indica que el día en el cual nuestro catabolismo exceda al anabolismo, en ese momento se comienza a morir, por lo que lo identifica como al gran enemigo contra el cual debemos luchar a diario reduciendo el daño al que estamos expuestos por la polución, el estrés, la radiación ultravioleta, los alimentos altamente procesados, la deshidratación, la obesidad y la vida sedentaria.

Estos son aceleradores catabólicos destructivos muy comunes en la vida moderna, menciona el doctor, quien agrega que un plan de acción necesario, principalmente a partir de los 35 años de edad, es entender que el 90 por ciento del daño catabolismo es causado por cuatro factores: mala oxigenación, degeneración de las proteínas, desgaste natural y la disfunción hepática.

Ravelo Hernández dio como consejo para una vida larga y con salud, practicar frecuentemente ejercicio moderado, disminuir el consumo de azúcares, no consumir frituras, tomar licor con mucha moderación y no fumar.



* FUENTE: El Heraldo de Tabasco

Medicina Antienvejecimiento. Historia y Teoría

TOMADO DEL BLOG http://www.noticiasnaturistas.com/archives/724

Medicina Antienvejecimiento. Historia y Teoría

Prof. Juan R. Zaragoza (Catedrático de la Facultad de Medicina de Sevilla)

Dr. José Márquez-Serres (Presidente de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad - Vicepresidente de la European Anti-aging Medicine Society)

Introducción

Vivimos el auge de una nueva especialidad médica: la medicina antienvejecimiento, tan conocida generalmente por su denominación inglesa: anti-aging medicine. A su reconocimiento médico -sus bases biológicas y bioquímicas, su creciente aplicación clínica- se une una expectación social, manifestada en todos los medios de comunicación, y en la inquietud de muchas personas, que se preocupan por conocer sus fundamentos y sus principales logros, a veces con perspectivas exageradas.

Pero, tras cada realidad médica, hay una historia que la apoya y la razona. Y en la medicina antienvejecimiento, el deseo básico ha sido, en todas las épocas, el deseo de devolver al organismo humano la juventud perdida, esto es, rejuvenecer. Durante el siglo XX se concreta la idea de que, científicamente, no podemos hablar de rejuvenecimiento, sino todo lo más de una cierta revitalización de los órganos. Y ya en las postrimerías de siglo concretamos que lo que creemos que podemos realizar es, todo lo más, una prevención del envejecimiento. Obligada concreción de términos que exige una disciplicina científica rigurosa, como es la medicina antienvejecimiento.

Los médicos de la salud

Se define la medicina como “el intento de ayuda a un semejante enfermo”, y se suele considerar, por tanto, su cometido, como la ciencia (o el arte) de diagnosticar y tratar las enfermedades. Es cierto, pero hay más. La medicina, también desde su inicio, ha aplicado técnicas más adecuadas para evitar la enfermedad (prevención) y para potenciar la salud, tanto individual como colectiva.

Por ello, en el ejercicio de la profesión médica, junto a los médicos con ejercicio clínico directo, siempre existieron médicos privados de grandes personajes (emperadores, papas, reyes, nobles, obispos, etc.) que se ocupaban, sobre todo, de mantener su salud y evitar la aparición de enfermedades. Se dice que los emperadores chinos pagaban a sus médicos mientras estaban sanos, pero cuando enfermaban, aparte de seguir sus tratamientos, les suprimían la paga, pues habían incumplido su obligación de mantenerlos sanos.

Estos médicos, a veces llamados arquiatras o protomédicos, se basaban, para mantener la salud de su personaje, en las normas establecidas por Galeno.

Galeno fue un extraordinario médico del siglo II d.C. Tras estudiar medicina, fue médico de los gladiadores del circo de su ciudad natal, Pérgamo, en el Asia Menor. Galeno tuvo que cuidar de su salud, a la vez que curar las heridas producidas en las luchas circenses. Posteriormente Galeno fue a Roma, donde destacó por su saber y su capacidad clínica. Llegó a ser médico de varios emperadores, entre ellos Marco Aurelio. Escribió muchos libros, que suponen una síntesis de la medicina de su tiempo, de modo que sus obras constituyen una auténtica enciclopedia de la medicina, que perduró en la práctica hasta el siglo XVII.

En relación a la salud y a la enfermedad, Galeno distingue lo que llama “cosas naturales”, “cosas preternaturales” y “cosas no naturales”. Las “cosas naturales” son las que constituyen la naturaleza del cuerpo: elementos, humores, espíritus, facultades, cuyo correcto funcionamiento es la base de la salud. Por otra parte está la enfermedad, que es una forma de vida distinta de la salud, al margen de la naturaleza. En el enfermo hay funciones fisiológicas alteradas, que llamamos disfunciones: alteración de la temperatura, de la respiración, del funcionamiento cardiaco, digestivo, urinario, etc. El enfermo vive, pues, una vida alterada, que Galeno llama “diatesis preternatural”; es decir, una forma de vida al margen de la naturaleza, una vida anormal.

Pero, finalmente, existen una serie de realidades que, ni están en el organismo humano (no son cosas naturales), ni están siempre en contra de su funcionamiento normal (como las enfermedades), sino que, según se utilicen, pueden actuar sobre el organismo de modo positivo o negativo, es decir, potenciando la salud, y curando la enfermedad, o disminuyendo la salud y potenciando la enfermedad.

En el galenismo establecido, estas realidades o cosas no naturales se agruparon en seis: el aire y el ambiente, la comida y la bebida, el trabajo y el descanso, el sueño y la vigilia, las secreciones y las excreciones, y los movimientos o afectos del alma.

Las “seis cosas no naturales” de Galeno

Según como se usen, pueden potenciar la salud y prevenir la enfermedad, o disminuir la salud natural y producir enfermedades. Son:

1. El aire y el ambiente,

2. La comida y la bebida,

3. El trabajo y el descanso,

4. El sueño y la vigilia,

5. Las secreciones y las excreciones, y

6. Los movimientos o afectos del alma.


Con esta base, los médicos regularon la vida de sus ilustres pacientes, encaminándola a la salud. Como gran parte de la población quería también disfrutar de una vida sana, algunos médicos redactaron los llamados “Regímenes de Sanidad”, que se difundieron mucho desde la baja edad media hasta el XVII. Uno de los más famosos fue el procedente de la Facultad de Medicina de Salerno, junto a Nápoles, denominado “Régimen de medicina salernitano”. Tenían consejos dietéticos, de ejercicio, higiénicos, y hasta métodos de controlar los “afectos del alma”, para alcanzar una vida larga y sana. En España se difundió mucho la obra del que fue médico del Emperador Carlos V, Luis Lobera de Avila, titulada “Banquete de nobles caballeros”.


Rejuvenecimiento y sexualidad

Una primera observación, desde el principio de la humanidad, ha sido que, tanto en el hombre como en la mujer, el envejecimiento se acentúa cuando decaen la funciones sexuales: a partir de la menopausia en la mujer, y de la andropausia en el hombre. Por ello, dada esta relación decaimento sexual-envejecimiento, se supone que todo lo que potencia la capacidad sexual del hombre o de la mujer, detiene el envejecimiento y, por tanto, rejuvenece.

De ahí el gran papel asignado a los afrodisiacos, y a toda actuación que mejore el apetito sexual decaído. Veremos que, tanto en las prácticas empíricas, como en los primeros tiempos de la investigación científica del rejuvenecimiento, se ha concedido gran importancia a los tónicos sexuales en general, y, aun en la actualidad, a las hormonas sexuales femeninas y masculinas.


Métodos empíricos para la longevidad

Podemos decir que hasta el siglo XIX han existido dos aproximaciones distintas hacia la longevidad: el empirismo y la magia. Empirismo quiere decir utilizar lo que se sabe, o se supone, que va bien, aunque no se conozca el por qué. El pensamiento mágico, por otra parte, se basa en la creencia de que mediante ciertas actuaciones (rituales) podemos dominar los espíritus superiores, y obligarles a actuar de un modo determinado, para el bien o para el mal. A veces ambas posturas se encuentran mezcladas, favoreciéndose un tratamiento empírico con un ritual que se supone de apoyo.

Muchas plantas se han utilizado como supuestamente rejuvenecedoras, precisamente por su supuesta acción, empírica o mágica, sobre la sexualidad. Una de ellas ha sido la utilización del bulbo de la orquídea. Se suponía que la forma de ciertas partes de la planta (fruto, semilla, raíz) indicaba sus efectos; la nuez, con sus circunvoluciones, recuerda el cerebro, y por ello su consumo potenciaría las facultades intelectuales. De la misma forma, el bulbo de la orquídea tiene una forma semejante al testículo humano (de ahí su nombre, orchis, de donde procede orquitis, inflamación del testículo). Por ello el bulbo de la orquídea se utilizó como producto reafirmante de la sexualidad masculina y, a la vez, como rejuvenecedor.

Otra planta muy utilizada para el rejuvenecimiento fue la mandrágora. Su raíz presenta una forma semejante a la figura humana (en ocasiones acentuada intencionadamente por los recolectores). Se decía que al arrancarla del suelo la mandrágora daba un grito, y que quien lo oía podía morir o enloquecer; por ello el método habitual de extraerla era atar un perro al tallo de la planta y excitarle, para que al correr la arrancara.

En Occidente se introdujo, con efectos tonificadores, la raíz de una planta de origen coreano, el ginseng. Tiene un efecto reparador de fondo, y a la vez discretamente estimulante, por lo que se toma habitualmente como infusión, o bien integrado en diversos preparados farmacológicos existentes en el mercado, pero se le ha intentado atribuir un afecto rejuvenecedor que, desde luego, no posee.

Ciertas sustancias de origen animal se han administrado suponiendo, igualmente, su efecto afrodisiaco y rejuvenecedor. Las ostras, los productos derivados de la cantárida o la jalea real, segregada por las abejas para transformar la ninfa en abeja reina, son algunos ejemplos de ellas.

Pero quizá la leyenda más importante en relación con el rejuvenecimiento ha sido la de la fuente de la juventud. Se trataba de una fuente cuya agua tenía el maravilloso efecto de curar las enfermedades y rejuvenecer. Siempre se la situaba en tierras lejanas, como en el reino del Preste Juan de las Indias. Hay numerosas representaciones de su actuación, como el cuadro de Lucas Cranach el Joven, de 1546. En él se ve cómo el agua, que brota de un manantial, llena un estanque donde por un lado entran viejos y achacosos, y por el otro salen jóvenes esbeltos, con plena salud y belleza.

La localización de la fuente de la juventud fue un acicate constante para exploradores y conquistadores. Tras el descubrimiento de América, establecidos los españoles en la isla de La Española, un explorador, Juan Ponce de León, oyó hablar de que al norte se encontraba la isla de Bimini, con la fuente de la juventud. Persuadido de su existencia, pidió ayuda al rey Fernando el Católico para realizar una expedición y descubrirla. El rey Fernando, que acababa de enviudar de la Reina Isabel, y se había casado con la joven francesa Germana de Foix, se interesó en el tema y financió la expedición. Llegados a la supuesta isla el día de Pascua Florida, se la bautizó como “Florida”, y pronto se vió que no era una isla, sino una península, con numerosas fuentes, por supuesto, pero sin efecto revitalizador alguno.


Los primeros enfoques científicos sobre la longevidad

Hasta el siglo XIX no encontramos ningún enfoque científico sobre el envejecimiento y el rejuvenecimiento. El primero de ellos es obra de un distinguido científico ruso, Ilia Metchnikoff, que propuso tanto una teoría como un tratamiento para prevenir el envejecimiento y conseguir una revitalización.

Ilia Metchnikoff, ruso residente en Paris, era ya una figura científica de reconocido prestigio. Era biólogo, y había descubierto el fenómeno de la fagocitosis, por el que había recibido el Premio Nobel. Cuando comenzó a envejecer, dedicó su atención al mecanismo del envejecimiento y, con mente de biólogo, le pareció descubrir su fundamento.

Su observación básica fue que los animales de intestino largo (como los rumiantes) tenían una longitud de vida corta, (las vacas, diez-doce años), mientras que los de intestino corto (los carnívoros en general) tenían una longitud de vida larga. El hombre, omnívoro, tiene una longitud del intestino intermedia entre herbívoros y carnívoros. Algo había en el intestino que acortaba la vida de los animales que lo tenían largo. Por eso su primera conclusión, un tanto brutal, fue que para alargar la vida humana había que acortar el intestino mediante una operación quirúrgica.

Como esta propuesta era un tanto violenta, y no fue aceptada, Metchnikoff siguió su investigación intentando esclarecer qué ocurre dentro del intestino largo para producir este acortamiento de la vida. Llegó a a conclusión de que en el intestino hay dos tipos de bacterias: las saprófitas, que ayudan a los procesos vitales, en especial de absorción, y las patógenas, que provocan enfermedades. De joven predominan las saprofitas sobre las patógenas; pero a medida que envejecemos, predominan las patógenas sobre las saprofitas. Las bacterias patógenas generan toxinas que pasan a la sangre y envenenan lentamente al organismo. Por ello, la vejez es, en realidad un proceso de autointoxicación que proviene de las bacterias patógenas del intestino.

Dada esta primera conclusión (primera teoría científica, por errónea que sea, sobre el envejecimiento), el problema de Metchnikoff era cómo reponer en el intestino la flora bacteriana normal. Buscando datos, conoció el hecho de que en Bulgaria había un número de longevos superior a lo normal en zonas donde tomaban habitualmente leche fermentada, que llamaban yogur. Al estudiar este alimento comprobó que tenía numerosas bacterias vivas de un tipo muy semejante a las bacterias saprófitas del intestino, el lactobacilus, y que, por tanto, su ingestión normalizaba la flora intestinal, impidiendo la autointoxicación, causa del envejecimiento.

Metchnikoff introdujo en Occidente la utilización del yogur, que, aunque sea un alimento de extraordinario valor biológico, no es, como él suponía, la fuente de la juventud. Sin embargo, los estudios sobre longevidad y envejecimiento se enfocaron ahora desde un punto de vista muy distinto, por obra de otra personalidad de gran prestigio profesional, el frances Brown-Sequard. Nacido en 1817, había sido profesor e investigador en fisiología, destacando sus estudios sobre el sistema nervioso y el papel biológico de las glándulas suprarrenales.

A los setenta años, Brown-Sequard estaba muy preocupado de su envejecimiento, controlando periódicamente sus constantes vitales, entre ellas la fuerza muscular mediante un dinamómetro. Brown-Sequard partió de la suposición, antes indicada, de que el decaimiento sexual era el inicio del decaimiento orgánico general, y que si se revertía el primero, se obtendría un rejuvenecimiento corporal. Para ello preparó un extracto de testículos de cobaya que se fue inyectando subcutáneamente. A la tercera inyección se sintió notablemente rejuvenecido; como él mismo contó, subió las escaleras de su laboratorio de dos en dos, y objetivó el aumento de su fuerza muscular con su inseparable dinamómetro. Pocos días después de completado el tratamiento, el 1 de junio de 1889, expuso su descubrimiento en una sesión de la Societé de Biologie de Paris. Su comunicación produjo expectación, pues fue mezcla de exposición científica y de relato periodístico, ya que en su declaración de rejuvenecimiento incluyó que tras las inyecciones había podido “visitar” (delicada forma de declaración) a su joven esposa.

Las reacciones a la declaración de Brown-Sequard fueron de muy diverso signo; desde los partidarios, que incluso propusieron una suscripción pública para crearle un Instituto de Rejuvenecimiento, hasta los detractores de todo tipo, científicos o periodistas sensacionalistas.

Sin embargo, la polémica Brown-Sequard dejó de tener interés al aparecer otra técnica de tratamiento del envejecimiento: la cirugía. Y el protagonista fue un cirujano ruso, afincado en Francia: Serge Voronoff.

Serge Voronoff, de origen ruso, había tenido una vida realmente aventurera; entre otras actividades, fue médico personal de Abbas II, jedive de Egipto; entre sus funciones estaba el cuidado médico de los eunucos que custodiaban los harenes. Voronoff comprobó que la extirpación de los testículos producía un decaimiento físico en todo comparable al cuadro del envejecimiento. De ahí que considerara que el transplante de un testículo funcionante podría ser un tratamiento adecuado para el envejecimiento en general.

De vuelta a Francia, quiso poner en práctica sus ideas, pero el problema fundamental era disponer de un donante humano. Tras numerosos intentos (y recalcaba que sólo pedía un testículo) se convenció de la imposibilidad de su obtención regular, y decidió utilizar testículos provenientes del animal más cercano al hombre: los monos antropoides. De este modo, el 13 de junio de 1920 realizó el primer transplante testicular del mono al hombre, y, con un montaje publicitario espectacular, durante los dos años siguientes realizó 162 operaciones de transplante testicular.

Pero un incidente no controlado marcó el fin del sistema: los monos africanos de las últimas remesas, según se comprobó posteriormente, estaban infectados de sífilis, con lo que se transmitió la enfermedad al receptor, en un momento en que no había tratamientos eficaces para controlar esta enfermedad. Este hecho supuso, no sólo el descrédito del método de Voronoff, sino el descrédito general de todo el que hablara de tratamientos antienvejecimiento.

Hubo de pasar algún tiempo para que se pusieran en práctica dos tratamientos nuevos para el envejecimiento, que tuvieran alguna consideración (si no aceptación) por parte de la medicina oficial: los del Dr. Paul Niehans y la Dra. Ana Aslan.

El Dr. Paul Niehans era un cirujano suizo que desde el inicio de su carrera tuvo gran atracción por la cirugía endocrina, y, por otra parte, desarrolló una línea experimental de tratamiento mediante células vivas procedentes de embriones de oveja. Una afortunada herencia le permitió crear un centro para aplicar este tratamiento, la Clínica La Prairie, en Ginebra, donde estableció la aplicación sistemática de su técnica en muchas enfermedades, entre ellas el proceso del envejecimiento. Su éxito con numerosas figuras de renombre mundial, entre ellas el Papa Pio XII, le procuraron una fama mundial, que se extendió hasta su muerte. El Centro continúa, dirigido por sus discípulos, a la vez que diversos laboratorios preparan extractos de células vivas, preparados liofilizados, extractos de DNA, etc.

La Dra. Ana Aslan estudió medicina en Bucarest, y pronto entró a trabajar en el Instituto de Reumatología de esta ciudad. Se encargó de aplicar el tratamiento de inyecciones intraarticulares de novocaína para las enfermedades reumáticas, y observó que no sólo se producía una mejoría local en la articulación afecta, sino también una mejoría general. Por ello pidió se le realizara una preparación farmacológica para inyectar novocaína vía intramuscular, a la que se denominó Gerovital. Con esta aplicación se dedicó ya exclusivamente a los tratamientos de rejuvenecimiento, que pronto convirtieron a Bucarest y al Centro de la Dra. Aslan en referencia mundial, con una enorme cantidad de enfermos tratados, o de sanos con deseo de una protección específica antienvejecimiento.

La estadística sanitaria. La prevención

Hasta aquí hemos enumerado la sucesión histórica de tratamientos antienvejecimiento que pueden calificarse como de base empírica, aunque algunos de ellos hayan provocado, con posterioridad a su implantación, un estudio sobre sus posibles bases científicas. Metchnikoff mantenía que el envejecimiento es una autointoxicación tratable con bacilos similares a los saprófitos (yogur); Brown-Sequard sugería el aporte de hormonas sexuales mediante inyección de extractos de testículo, y Voronoff, con la misma idea base, proponía como técnica el transplante testicular. Niehans destacaba el papel rejuvenecedor de las células embrionarias, y la Dra. Ana Aslan proponía la novocaína (procaína) como fármaco fundamental en el proceso antienvejecimiento.

Un enfoque totalmente distinto, y de un mayor rigor científico, ha sido el proporcionado por las estadísticas sanitarias. Estas estadísticas, promovidas por los Ministerios o Departamentos de Salud de distintos países, o, en muchas ocasiones, por compañías de seguros, analizan cuidadosamente tanto los estilos de vida como las causas de muerte individuales, relacionándolas con la edad en que ésta se produce, y obteniendo resultados estadísticos de aplicación general. Es decir, que demuestran objetivamente cuales son los estilos de vida insanos, que conducen a un acortamiento de la longitud de vida.

Según ellas, pueden agruparse distintas causas de acortamiento de vida.

Unas veces son determinadas enfermedades: diabetes, hipertensión. Otras son estilos de vida que conducen a consecuencias patológicas. Son, en especial, la obesidad y la falta de ejercicio físico. Importa también la situación de la vivienda: ciudad, zona residencial, campo abierto. Igualmente la ingestión de tóxicos: papel del tabaco y del alcohol. Y por supuesto el de las drogas. Se destaca la importancia del estrés como factor de acortamiento vital, así como la correcta integración familiar y social, y el papel de la postura personal ante la vida (motivación, creencias, religión, etc).

Todo ello destaca que los estudios de medicina preventiva nos pueden indicar, claramente, cuales son los factores de todo tipo que acortan la vida, y, como consecuencia, podemos plantear que los estilos de vida opuestos son los que conducen a vivir una vida larga y sana.

Este planteamiento, que podemos denominar preventivo lo podemos resumir en una fórmula:

Para tener una vida larga y sana,

en vez de buscar cosas que alarguen la vida,

quitemos las cosas que acortan la vida

Importa, por ello, identificar y adoptar hábitos de salud: revisiones periódicas, control de la alimentación, práctica del ejercicio físico, practicar técnicas de relajación, tener una motivación personal para una vida larga y activa.

Este planteamiento, de base científica, y de lógica aplicación, ha tenido, sin embargo, un importante cambio en los años recientes por una nueva circunstancia: el estudio y demostración de los principales factores del envejecimiento, y su control mediante las técnicas antienvejecimiento.

Conocimiento científico del proceso del envejecimiento

El estudio científico del proceso del envejecimiento ha sufrido un cambio fundamental: el conocimiento de los principales factores que lo provocan. Y entre ellos destacan dos: los radicales libres, y la disminución de la secreción y la actuación de las hormonas en el organismo humano.

Esto hace que, conociendo los factores causantes del envejecimiento, dispongamos ya de técnicas adecuadas para disminuir su efecto. Frente a los radicales libres, los antioxidantes, y en relación al decaimiento hormonal, el tratamiento hormonal sustitutivo. Basando siempre su aplicación en los análisis de laboratorio que cuantifican, para cada persona, los productos y dosis necesarias, y las actividades físicas y mentales convenientes para conservar el estado normal de salud y bienestar y revertir, en lo posible, los efectos del antienvejecimiento.

Es importante añadir que la medicina antienvejecimiento se ha visto muy apoyada por los avances de la medicina y la cirugía estética, de modo que los avances biológicos conseguidos se vean reforzados por la mejora de la imagen corporal, tan importante para la propia conciencia de bienestar.

De este modo, frente al tratamiento preventivo, la llamada medicina antienvejecimiento propugna un tratamiento activo, dinámico, operativo, que nos permita lograr vivir una vida larga y sana. Podemos definirla como: la medicina antienvejecimiento es un sistema integral, preventivo y curativo, que a partir del estudio del envejecimiento natural, descarta los factores perjudiciales que producen un envejecimiento prematuro, proponiendo un sistema de vida de promoción de la salud, aplicando técnicas correctoras de los signos estéticos y orgánicos de decaimiento corporal.

Estamos, realmente, ante el nacimiento de una nueva especialidad médica. La OMS propone a la medicina tres tareas: tratar la enfermedad, prevenirla y promover la salud. Con una visión histórica, podemos apreciar cuántos son los logros de la medicina en los dos primeros campos. Ahora parece llegado el momento en que la medicina aplique sus conocimientos y sus técnicas a ayudar a llevar una vida larga y sana, gracias al apoyo de la medicina antienvejecimiento.

BIBLIOGRAFIA

Aslan: Contre la viellesse. Les Editions Nagel, Genève, 1985.

García Ballester, L: Galeno. Madrid, 1972.

Gruman G: A history of ideas about the prolongation of life. Transaction of the American Philosophical Society, vol 56, 1966.

Laín Entralgo, P: Historia de la Medicina. Salvat. Barceola, 1982.

López Piñero, J.M.: La medicina en la historia. Madrid, 2002.

Metchnikoff: The prolongation of life. Heinemann, Londres, 1907.

Niehans P: Therapeutique cellulaire. Payot, Lausana, 1952.

Trimmer EJ: Rejuvenation: a history of the idea. Version española: Rejuvenecimiento. La historia de una idea. Plaza& Janes, Barcelona, 1967.

Voronoff S: Testicular grafting from ape to man. Brentano. Londres, 1927.

Niehans P: Therapeutique cellulaire. Payot, Lausana, 1952.

Zaragoza JR: Una vida larga y sana. Planeta. Barcelona, 1990.

Las células de la ilusión

La eterna juventud es la ambición de muchos y La Prairie el destino de quienes creen que es posibleDomingo 19 de noviembre de 2000 | Publicado en edición impresa

En 1930, el doctor Paul Niehans inauguró la clínica La Prairie en una residencia frente al puerto de Clarens, sobre las aguas azules del lago Leman

Henri se pescó una fuerte gripe durante las vacaciones en Roma así que su esposa decidió acelerar el viaje a Montreux, que de todos modos estaba incluido en el itinerario de noviembre.

Ambos nacieron en México, pero llevan décadas viviendo en San Diego. Exactamente, desde que Henri extendió los dominios comerciales de su fábrica de cerraduras para puertas y ventanas. El ya está retirado de la vida laboral y como Francis posee una agencia de turismo con muchos empleados, suelen darse el gusto de holgazanear por el viejo continente sin fecha ni rumbo fijos. Suiza es su único destino obligado. Hicieron las reservas para la última semana de octubre. Un Mercedes Benz pasó a buscarlos por el aeropuerto de Ginebra y luego de una hora ya estaban alojados en una elegante suite de La Prairie, la clínica más cara del mundo donde llegan cada dos años para someterse a un shock revitalizante.

-Tú no te imaginas lo que es capaz de hacer este chamaco con tal de no envejecer -dice Francis, una dama robusta y varias décadas menor que su consorte, al que espera pacientemente en la antesala del restaurante de la planta baja del moderno edificio construido en 1991. Henri aún está arreglándose para el almuerzo. El peregrinaje de este Peter Pan acatarrado que no bebe ni fuma ni se duerme más allá de las nueve, comenzó una mañana, cuando advirtió frente al espejo que las manecillas de su reloj biológico se estaban acelerando. En rigor, apenas rondaba los 40 y sobriamente llevados, pero él vio una tormenta cronológica desatándose entre los pliegues de sus párpados. Eso fue devastador. En los salones de estética pudieron solucionar los primeros signos de madurez, hasta que un día la papada se derrumbó sobre el cuello de la camisa liquidándole por completo la moral. Inmediatamente sacó dos pasajes en avión y partió a Rumania con su amigo Chucho Cuevas para consultar a la mismísima doctora Aslan, que en condiciones muy precarias los albergó en su domicilio y los sometió a inyecciones y pastillas durante una tortuosa semana. Nunca supo a ciencia cierta de qué estaban hechos aquellos raros preparados, básicamente, porque la célebre cosmetóloga no hablaba inglés y ellos mucho menos el rumano. Sea como fuere, los resultados no aparecieron por ningún lado.

Ya a mediados de la década del 80 la industria farmacéutica empezó a divulgar información sobre la profilaxis anti-edad y hojeando una revista científica supo que personajes como Winston Churchill, Marlene Dietrich, Frank Sinatra y Charles de Gaulle habían probado en Suiza la milagrosa terapia del doctor Paul Niehans. No entendía muy bien cuál era la novedad, pero Henri ya no repara en gastos si se trata de permanecer con dignidad en la tierra. Es de los que se entregan con los ojos cerrados a la ciencia. Chucho Cuevas se había dado por vencido espantado por los dolores, así es como se instaló solo en la residencia con vista al lago Leman, en cuyas aguas suelen navegar unos vaporosos cisnes blancos.

Tras un chequeo de rutina recibió su primera dosis de células vivas extraídas de un feto de oveja y trituradas en una solución líquida. El tratamiento consistía en la aplicación de seis inyecciones en cada nalga. Y cada una del tamaño de un tubo de pasta dentífrica. Aquellas experiencias, recuerda, eran un verdadero martirio y a veces desembocaban en reacciones secundarias indeseables. Por ejemplo, a los pacientes les tomaba días volver a sentarse con naturalidad. Pero con el transcurrir de los meses fueron la panacea para el alma desahuciada de Henri. Y también para su estado físico. Si bien no pudo con la calvicie y los postres, hoy hace gala de un aspecto bastante parecido al de un niño septuagenario. No en vano hace 18 años vuela puntualmente a La Prairie en busca de su porción de juventud, como miles de hombres y mujeres del planeta dispuestos a pagar cualquier precio con tal de no convertirse en abuelos de bastón y chancletas.

La vista al Leman es magnífica desde cualquier ángulo. Los 15 kilómetros que rodean el lago de Montreux a Vevey conforman la auténtica riviera suiza. No sólo por la generosidad de la naturaleza, sino porque las sucesivas administraciones comunales han sabido mantener el discreto encanto de un selecto balneario de principios de siglo. Con sus mansiones abuhardilladas precipitándose por las laderas de las montañas en dirección a la bahía, entre bancos de cipreses y magnolias que resisten asombrosamente tupidos los primeros fríos del otoño.

En 1930, el doctor Niehans inauguró su clínica en una residencia detrás de un jardín y frente al puerto de Clarens, a escasos metros del centro comercial de Montreux. En los tres pisos distribuyó el gabinete, el sector de consultorios e internación. Pero a fines de siglo pasado la creciente demanda y el auge del confort cinco estrellas dejaron obsoletas esas instalaciones, obligando a Armin Mattli, el nuevo propietario -un multimillonario que vive en la Florida y que se aplica puntualmente su ración de células- a levantar un coloso de vidrio que, aunque funcional, contrasta bastante con el estilo arquitectónico del lugar. Allí se trasladaron los servicios médicos, se agregaron dos quirófanos y tecnología para satisfacer todas las especialidades, un departamento de asesoramiento estético, un restaurante, piscina y baños turcos. En el estrictísimo ambiente de la medicina suiza la palabra publicidad está mal vista, y lo cierto es que Niehans no hubiera imaginado nunca que su modesto centro de salud devendría una especie de meca de la jovialidad.

En principio, porque la primera vez que inyectó células de un animal a un ser humano fue en ocasión de salvarle la tiroides a un paciente con serios desórdenes glandulares. De esa manera, suplía las funciones de dicha glándula. Fue un éxito la intervención y Niehans alcanzó merecido prestigio entre sus pares. Continuó aplicando la técnica en casos de enfermedades, pero durante los meses posteriores a las intervenciones las personas mayores confesaban sentir los borbotones de energía. No era éste el primer indicio acerca de las facultades curativas del tejido animal obtenido de ciertos órganos trasplantados al hombre. A los 72 años, el fisiólogo Charles Séquard les provocó un dolor de cabeza a los miembros de la Sociedad de Biología de París al anunciar sin pruritos, durante una convención celebrada el 1º de junio de 1889, que su alicaída actividad sexual había sido revigorizada gracias a una serie de inyecciones subcutáneas de un extracto obtenido a partir de los testículos de perros recién muertos. Sin duda, eso sugería un proceso de rejuvenecimiento. La extravagante confesión sirvió al menos para comprender lo que se llama concepto de signos biológicos, ejercidos por las hormonas y que juegan un papel importante dentro de las interacciones de las células del sistema inmunitario.

Las observaciones estimularon a Niehans a usar su método para retardar los efectos de la decrepitud, pues a su saber el extracto ovino también evidenciaba la virtud de realentar las funciones que decaen en el ocaso de la vida. Y es de imaginar que el hombre probó de su propia medicina, ya que trabajó afanosamente hasta 1965, cuando expiró a los 99 años y de puro viejo.

Al adquirir Mattli la clínica impartió instrucciones para que el cuerpo médico continuara con el mecanismo original de inyectar células inmediatamente extraídas, mezcladas con una solución y por vía intramuscular. Pero paralelamente, en otros institutos europeos intentaron emular la bendita pócima y algunos con resultados nefastos. Sin ir tan lejos, en Alemania murieron decenas de personas víctimas de shocks anafilácticos luego de haber recibido una dosis mal copiada de la fórmula suiza. Inquietos por los rumores de las sociedades científicas y las acusaciones de la prensa, las autoridades sanitarias comenzaron a dudar del tratamiento. Rápido de reflejos y previendo la pérdida de clientela, en 1984 Mattli invirtió en un programa de investigaciones destinado a conocer el impacto de las sustancias fetales en los vericuetos del envejecimiento. Para tales fines contrató a un anciano experto en inmunología egresado de la universidad de Heidelberg que había pasado por las instituciones más reputadas y que estaba a punto de jubilarse para disfrutar sus días finales a orillas del Leman. Otto Westphal, sin embargo, organizó el Instituto Internacional de Investigaciones La Prairie e inició una serie de cambios importantes en cuanto a procedimientos. Por ejemplo, se redujo el número de inyecciones y en la actualidad con dos aplicaciones cada dos años es suficiente. Una oveja es capaz de satisfacer las ambiciones de perennidad de quince individuos, y esto ha sido posible gracias a que el extracto se concentró en los compuestos biológicos necesarios para obtener los resultados buscados. Ahora se sacan células del hígado del feto -que tiene más propiedades benéficas- y luego se centrifugan hasta liberarlas por completo de virus y bacterias peligrosas. Un matrimonio de pastores y una corte de veterinarios vigilan la salud de 174 mullidas ovejitas marrones de la variedad Brun Noir du Pays, que pastan ingenuamente en una granja ubicada en la región de Gruyére donde también se fabrica queso.

Marie Ange Nicolett camina todas las mañanas ida y vuelta los diez kilómetros que separan su casa del trabajo en la clínica de Clarens. Caigan truenos o nieve, sus largas piernas sin una sola liínea azulada marchan dentro de unas zapatillas durante poco más de una hora. Y le encanta decir que tiene 58 años y reconfirmar la cifra ante los ojos alunados de alguna interlocutora bien marchita. Durante 38 años regenteó un instituto de belleza en Ginebra y fue pionera en la lucha contra la celulitis y las estrías cuando del tema ni siquiera se hablaba en la industria cosmética europea. Ahora está a cargo del Beutymed, el programa de asesoramiento estético agregado al menú desde que crecen las consultas acerca de poros dilatados o pieles pringosas. Su secreto, dice, es caminar, tomar agua, comer según la pirámide alimentaria y, aunque vaya en contra de esos principios tan naturales, aplicarse células de fetos de oveja Brun Noir du Pays cada dos años. No está dispuesta a peinar canas, y por las dudas la acusen de frívola, aclara que la sabiduría es lo más importante.

"No bebo, no fumo. Y si la ciencia te da una oportunidad de alcanzar una buena madurez, ¿ por qué no aprovecharla? -dice, mientras una dama tunecina fuma un puro envuelta en la robe de toalla blanca e interrumpe la conversación para decir que justamente ha venido para ver si puede liberarse del vicio y de las cataratas-. Lo importante es encontrar el equilibrio: si uno está bien de salud y satisfecho con su cuerpo, también lo estará por dentro", agrega, y asiente la espectadora mientras el salón se llena de pacientes desesperados por pitar cigarros en el único lugar autorizado.

En la última semana de octubre la ocupación fue parcial, pero los empleados venían de unas temporadas muy intensas. Desde que Niehans lanzó al mercado su descubrimiento han pernoctado en las cómodas habitaciones cerca de 70.000 personas de todas partes del mundo que, en la actualidad, abonan por una semana de tratamiento y alojamiento alrededor de 12.000 dólares. Esto incluye un riquísimo menú de 1200 calorías diarias que, con suerte, se soporta sin necesidad de hacer algunas escapadas furtivas a las boulangeries de Montreux. Las consultas a odontólogos, ginecólogos, cardiólogos, dermatólogos, etcétera. se pagan por separado como cualquier ciudadano suizo cuyo seguro incluye ciertas prestaciones de la clínica. El abanico de ofertas salubres es infinito. A veces suena intimidatorio. El vocabulario de los catálogos del departamento de cirugía plástica, por ejemplo, promueve una artillería pesada para reducir, borrar, cambiar, agrandar o desintegrar el semblante, según se interprete. Electroridopuntura, blefaroplastia, abdominoplastia, facelit, ácido hialurónico, botox. Y cosas así. Sin embargo, unas cuantas señoras en trance posoperatorio aguardan su turno en la sala con la naturalidad de quien va a la feria y pide tomates.

Según las estadísticas que maneja Nicole Hungerkamp, responsable de coordinar las distintas áreas e introducirlas en el sistema de la hotelería que pretende el directorio, sólo el 20% de las personas viaja para consultar por alguna de estas operaciones, en cambio el 50% de reservas es exclusivamente para celuloterapia. El resto va por el beutymed y variadas especialidades, como la ortopedia. El mismo informe revela que los principales adictos a la revitalización mediante embriones son los ciudadanos de Estados Unidos. Le siguen Francia, y en tercer lugar, muy parejos en el puesto, China y la Argentina. Las cifras no son exactas aunque estiman que al menos cien argentinos se desplazan hasta este paraje alpino cada año y tan fieles resultan como clientes que La Prairie decidió otorgarle hace 20 años a Willie Carballo la única representación en América del Sur.

Ignotos y famosos viajan a hurtadillas cuando se trata de un lifting o una descarga de colágeno. Y con bombos y platillos para demostrar que les sobra mundo o ingresos para internarse en un spa de semejante categoría. Por supuesto, los empleados de La Prairie desconocen sus identidades, pero enseguida advierten su país de procedencia: los figurines se encierran en el cuarto hasta que baje la hinchazón y los menos estructurados pasean por el lobby enfundados en joggins de tela de avión. Algunos son dóciles, otros en cambio no consiguen ajustarse al milimétrico programa de actividades diarias que sólo puede cancelarse por escrito y con la suficiente antelación. Pero ese régimen escolar parece ser el único modo de tener bajo la horma del zapato a una cuadrilla de individuos con expectativas y culturas tan caprichosas. "Los europeos quieren ser jóvenes en su interior, en cambio los americanos y los argentinos se preocupan más por lo exterior -sentencia, y parece que con conocimiento de causa, Thierry Wälli, responsable médico de la institución-. Los argentinos vienen por la revitalización, porque pienso que en materia de salud tienen una muy buena medicina en su país. Vienen cada dos años y son muy extravertidos. Piden que los atienda el mismo doctor, la misma cosmetóloga, el mismo chofer, la misma enfermera, como si fueran una familia." En cuanto al doctor Wälli, no es en absoluto un esclavo de su imagen, sino de su origen, así que le cabe perfectamente su propia conclusión. La susceptibilidad al error es una obsesión nacional y tal vez por pura educación se ha enrolado como voluntario del programa de investigaciones de la clínica. Como otros empleados, se inyecta con frecuencia los nuevos cócteles celulares para comprobar en carne propia su evolución. Admite que los resultados no se manifiestan a corto plazo y que él, en realidad, no siente nada. "Lo único que puedo decir es que a mí siempre me sale un herpes en la boca y en los períodos de aplicación, desaparece. Eso significa que el sistema inmunológico funciona bien. Otros dicen que sí, que se sienten inmediatamente activos, pero eso es subjetivo. Sabemos que el sistema inmunológico también depende de la psiquis. Si se tiene una salud mental sólida usted no va a ser un enfermo."

De todos modos, crecer no es fácil para nadie. Y lo peor del envejecimiento, como decía Oscar Wilde, es que se sigue siendo uno mismo toda la vida mientras por fuera el cuerpo acaba igual que un pergamino. Hacen falta unos pies bien pegados a la tierra para pasar por este mundo sabiendo que se ha sido feliz, más que bello o desesperadamente joven.

Famosos re-vitales

Desde que el doctor Paul Niehans le aplicó al papa Pío XII su cóctel de células frescas, muchos personajes ilustres y no tanto se animaron a viajar a Suiza para beber un poco del agua que mana de esa fuente de eterna juventud. Jean Paul Belmondo, Alain Delon, Ronald Reagan y Catherine Deneuve, que allí se aplicó un tejido de hilos de oro para las arrugas. También Sharon Stone, Margaret Thatcher, Isabelle Adjani, y algunos cuantos argentinos no menos estelares. Allá recuerdan las peripecias de Diego Maradona y su extravertida comitiva. Entre los habitués se encuentra Guillermo Cóppola, que ha ido tres veces y siempre bien acompañado; Mirtha Legrand, que ha ido regularmente en los últimos años; Zulema Yoma, también, y aunque siempre ha sido reticente a confesar sus artilugios para acicalar su imagen, al menos Carlos Menem reconoció que compartió allí un almuerzo con amigos en un alto de una de sus giras. Susana Giménez sólo fue una vez con su amiga Teté Coustarot, que asegura, no ve la hora de volver.

Texto: Marina Gambier
Agradecemos a Swissair


http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=213062