DESCARGAS Y COMPLEMENTOS INFORMATIVOS

TRATAMIENTOS

TRATAMIENTOS
TIPOS DE ENFOQUES PARA SU TRATAMIETNO

VISITA NUESTRA PÁGINA ALTERNA

miércoles, 9 de julio de 2008

Obtener células madre embrionarias sin destruir un embrión


JANO.es y agencias · 09 Julio 2008

Un equipo belga muestra que es posible, gracias al empleo de una técnica presentada en Barcelona, en el marco de la reunión anual de la ESHRE

Un equipo científico de la Universidad de Vrije, en Bruselas, ha conseguido desarrollar células madre embrionarias humanas a partir de una célula de un embrión de sólo por cuatro células, según ha anunciado la investigadora Hilde Van de Velde en la reunión anual de la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana (ESHRE), que se celebra en Barcelona. Para este científico, su trabajo implica que, en el futuro, pueden obtenerse células madre embrionarias sin necesidad de destruir el embrión.

Ha explicado que los blastómeros se forman en las primeras fases del desarrollo embrionario. En concreto, unas 24 horas después de la fecundación del óvulo, este se divide en dos células, y la división en cuatro se produce a las 48 horas. A las 96 horas, en la fase de mórula, el óvulo fecundado se ha dividido entre 4 y 5 veces.

En este período el embrión no aumenta de tamaño, de modo que las células son cada vez más pequeñas y están firmemente unidas unas a otras, por lo que resultan más difíciles de manipular. En esa fase se toman decisiones importantes: las células internas se convierten en el feto -incluidas las células germinales- y las células externas se convertirán en trofoblasto, la capa más externa del embrión, que se fija a la pared del útero y asegura la función de vía nutritiva.
Hasta ahora no se sabía con seguridad en qué fase del desarrollo temprano dejaban los blastómeros de ser totipotentes, es decir, capaces de convertirse en todo tipo de células del organismo. La mayor parte de las líneas de células madre desarrolladas en todo el mundo se han obtenido a partir de las células internas en la fase de blastocito, las llamadas pluripotentes.

Según explicó la Dra. Van de Velde, "anteriormente, los científicos habín conseguido derivar líneas de células madre en la fase de ocho células". Sin embargo, "las tasas de éxito eran variables y había que cultivarlas mezclándolas con líneas establecidas de células madre"

"Ahora hemos logrado derivar células madre en una fase de desarrollo embrionario anterior –añadió-, y sin necesidad de cultivo conjunto con líneas de células madre establecidas. Hemos derivado una segunda línea de células madre a partir de una célula procedente de un embrión en su fase de cuatro células. Dada la índole compleja de los intentos anteriores, nos complace haber podido desarrollar una técnica que parece sencilla y que también es reproducible", indicó.
Su equipo utilizó óvulos maduros donados por parejas atendidas en el centro de FIV de su universidad. Los embriones se obtuvieron mediante ICSI, utilizando esperma de un donante que había dado su consentimiento.

Se dividieron cuatro embriones de buena calidad en la fase de cuatro células en 12 blastómeros independientes, y se dejó que crecieran in vitro para producir 12 mórulas que luego se cultivaron de forma convencional para la derivación de células madre. De esos 12 blastómeros, uno dio lugar a una línea de células madre estable. Los científicos llegaron a la conclusión de que al menos una célula era pluripotente.

Estos nuevos datos confirman su informe reciente, según el cual en la fase de cuatro células, las células son iguales y pluripotentes. "Ahora vamos a intentar derivar cuatro líneas de células madre a partir del mismo embrión para comparar la capacidad de potencia de cada una de las cuatro células", apuntó la Dra. Van de Velde.

Este trabajo podría tener implicaciones importantes para el diagnóstico genético preimplantacional (DGP), pues hace posible la biopsia de una célula de un embrión en su fase de cuatro células, permitiendo que las otras tres células se desarrollen formando un blastocito -embrión de 5 días- que se podría implantar en el útero y desarrollarse, convirtiéndose en un niño sano.

"En la actualidad, el DGP se lleva a cabo en la fase de 8 células, en la que se retiran una o dos. Otros investigadores han derivado líneas estables de células madre en esa fase, pero con escasa eficiencia. Si la derivación de líneas en la fase de 4 células resulta ser más eficiente que en la fase de 8 células, podríamos plantearnos modificar nuestra política de DGP en los casos en los que llevamos a cabo una tipificación de los antígenos leucocitarios humanos (HLA)," dijo la Dra. Van de Velde.

Los HLA desempeñan un papel importante en el sistema inmunológico, pues garantizan que nuestros cuerpos reconozcan sus células como propias. Al poder seleccionar un embrión con HLA idéntico, la sangre del cordón umbilical de los "hermanos salvadores" puede ayudar a curar a un hermano mayor afectado por una enfermedad genética que afecta a la producción o función de las células madres hematopoyéticas.

"También podemos combinar la gestación de un niño sano con HLA compatible con la derivación de una línea personal de células madre que se podría utilizar para generar células madre hematopoyéticas in vitro como fuente adicional de las mismas", concluyó la investigadora.

Webs Relacionadas

Vrije Universiteit Brussel

http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/agencias/obtener/celulas/madre/embrionarias/destruir/embrion/_f-11+iditem-3279+idtabla-1